Falta de lluvia encamina a la soja a una de sus peores zafras

Las lluvias de la semana pasada no fueron suficientes para un área muy grande del país donde se encuentran cultivos de soja.

Actualizado: 16 de febrero de 2018 | Por: Redacción 180

Falta de lluvia encamina a la soja a una de sus peores zafras

Plantación de soja afectada por la falta de lluvia en Sarandí de Navarro, Río Negro (Foto: Gabriel Carballal)

El docente de la Facultad de Agronomía especializado en agricultura Esteban Hoffman dijo a No toquen nada que “no vamos a tener un año bueno”.

“El área de segunda que fue sembrada más tarde tiene más capacidad de aguante porque aún no entró en el período critico. Pero algunas áreas de segunda están con muy escaso desarrollo y están sufriendo dado que cuando se sembraron la reserva de agua en el suelo era muy baja y en diciembre no llovió. Obviamente se hace muy evidente la aptitud del suelo, los suelos de alta capacidad agrícola tuvieron algo de suerte hace 15 días atrás y les queda algún resto”, afirmó.

Al panorama de déficit hídrico que vive Uruguay por la falta de lluvia en los últimos meses se suma un pronóstico que no prevé lluvias importantes para los próximos días, según explicó Marcelo Barreiro, del Departamento de Ciencias de la Atmósfera de la Facultad de Ciencias. Además el Instituto Uruguayo de Meteorología y la Facultad de Ciencias publicaron las perspectivas climáticas para el trimestre febrero-marzo-abril. En ese panorama las noticias tampoco son alentadorasa.

Según Hoffman, la situación actual combinada con los pronósticos de pocas lluvias para las próximas semanas hacen temer que el rendimiento por hectárea de la cosecha de este año esté cerca de los peores desde el "boom agrícola" en el país (las peores fueron la de 2009 y la de 2011, ambas por seca y la de 2016 por lluvias abundantes durante la cosecha).

“Por manejo ya hay muy poco por hacer. Si no llueve podemos entrar en una fase donde terminemos en una de las malas (zafras). Estamos en el período más sensible, todos los días que pasan el cultivo sigue para atrás y es un día menos de recuperación. Lamentablemente nos estamos encaminando hacia una zafra que podría estar en los 2.000 kilos o menos por hectárea”, estimó.

Campo afectado por la falta de lluvia en Sarandí de Navarro, Río Negro (Foto: Gabriel Carballal)

Hoffman recorrió la semana pasada varios cultivos de soja en Argentina que también está sufriendo condiciones climáticas similares a Uruguay. Según él, el panorama puede profundizar los problemas ya existentes en el sector agrícola uruguayo y el aumento de precios de la soja por la mala cosecha no es fácil de aprovechar para muchos productores uruguayos.

“Debería pasar que en realidad si este es un problema general, si bien la productividad pude desplomarse, por ahí los precios por otro lado pegan un salto. Pero los productores están teniendo un problema que es dramático. Pueden llegar a ver que los precios suben pero con esta situación de estrés y de ver los cultivos muy mal, de absoluta incertidumbre, al no saber dónde vamos a terminar, hace que los productores no se animen a vender”, explicó.

El docente de la Facultad de Agronomía y director de la empresa Unicampo señaló que el actual panorama del déficit hídrico no sólo impacta en el cultivo de soja sino también en otros sectores centrales del agro uruguayo.

“Lo que viene para adelante tampoco es bueno para los cultivos de invierno. El sector ganadero va a tener que resolver un problema de falta de pastos seguramente, con altísimos costos para alimentación del ganado. El sector criador seguramente se verá enfrentado a una baja importante en la preñez. O sea, un panorama lamentablemente complejo. Estaba dentro de las posibilidades porque se pronosticaba un año Niña. Nos tocó a toda la Mesopotania de América del Sur”, lamentó.