Fitipaldo: el jugador que aprendió a hacer lo que no tenía pensado

Bruno Fitipaldo habló con 180 de la victoria de la selección uruguaya ante Argentina y de las cosas que tuvo que mejorar para afianzarse en el básquetbol europeo.

Actualizado: 26 de febrero de 2018 | Por: Diego Muñoz

Fitipaldo: el jugador que aprendió a hacer lo que no tenía pensado

@fubbuy

El viernes la selección de básquetbol de Uruguay ganó por primera vez en la historia a Argentina en Argentina. Bruno Fitipaldo fue el goleador con 25 puntos, Esteban Batista terminó con 17 puntos y ocho rebotes y Mathías Calfani anotó 8 puntos, tomó siete rebotes y dio cinco asistencias. Fueron las principales figuras del equipo. Pero además, Gustavo Barrera anotó 10 puntos, Luciano Parodi aportó ocho puntos, Hatila Passos siete, Gonzalo Iglesias seis, Santiago Vidal cinco y Sebastián Vázquez dos.

Salvo Facundo Campazzo, en la Euroliga con el Real Madrid, y Patricio Garino, Argentina jugó con el equipo que va a encarar la Eliminatoria y repite varios nombres respecto del plantel que participó de los Juegos Olímpicos de Rio.

En el primer cuarto Argentina jugó mejor y consiguió una ventaja de 27 a 16. Pero en el segundo cuarto las cosas cambiaron. Signorelli rotó el plantel y los que entraron respondieron.

Para Fitipaldo el partido lo ganó el banco. “Cuando no encontrábamos el juego por ningún lado el banco inyectó energía y trajo el partido porque si nos íbamos al entretiempo iba a ser muy difícil. El partido se lo debemos a ellos”, dijo a 180.

Uruguay se acercó y terminó seis abajo al final del primer tiempo. El tercer cuarto fue el de mejor rendimiento. Intensidad defensiva y buenas decisiones en ofensivas llevaron al equipo a pasar en el marcador y más allá de que entró un punto abajo a jugar el último cuarto, era evidente que el equipo estaba fuerte.

“A diferencia de otros años hoy tenemos muchos jugadores fuera de Uruguay. La competencia diaria y la exigencia, jugar de visitante, trasladarse, ayuda. El roce que están teniendo todos los jugadores, principalmente en Argentina, hace que estemos más cómodos para competir de igual a igual”, explicó Fitipaldo.  

Los jugadores en Argentina son cinco. Calfani, Barrera, Parodi, Vidal e Iglesias. A eso hay que sumarle que Fitipaldo está en Italia, Ducasse en la universidad Santa Clara de Estados Unidos y Batista estuvo una década fuera del país.  

En el último cuarto apareció la experiencia y calidad de Esteban Batista debajo del aro, el aporte clave de Barrera, la lucidez e inteligencia de Fitipaldo para conseguir una victoria resonante.

El porcentaje de acierto de Fitipaldo a la hora de tomar decisiones en un juego donde se decide todo el tiempo y a contrarreloj  es altísimo. El jugador explicó que “no hace mucho tiempo atrás empezaba la jugada cuando recibía la pelota y cuando estaba yendo al ataque tenía alguna idea de cómo quería que terminara la jugada. Hoy en día intento concentrarme es en estar atento para hacer lo que la jugada te pide. Sea un pase, un tiro o generar un espacio moviéndote de lugar para que la ofensiva fluya”.

Ante Argentina terminó con cuatro de siete en triples, tres de cuatro en dobles y siete de ocho en libres. Jugó 32 minutos y fue el conductor de Uruguay.

Tiene 26 años, jugó en Malvín hasta el 2014, de ahí pasó a Obras Sanitarias de Argentina y en 2016 dio el gran salto a Europa. Fichó para el Orlandina, luego pasó al Galatasaray de Turquía y en 2017 llegó al Avellino, hoy puntero de la liga italiana.

Fitipaldo contó qué mejoró en su juego para afianzarse en el básquetbol italiano: “Los aspectos que mejoré claramente son la parte defensiva, que no se negociaba por ningún entrenador para ser sólido defensivamente, la intensidad de juego y aprender a jugar con menos espacios. En Europa los jugadores son muy grandes, ocupan mucho espacio tanto en el suelo como en el aire. Y también acostumbrarme a no llegar a la definición de la jugada que tenía pensada y tener que seguir adelante, cambiar la decisión que tenías tomada en el último instante y seguir siendo efectivo”.