El “tres” de Economía fue delegado de la FEUU y aconsejó a Grecia desde la OCDE

Christian Daude, director de la Asesoría Macroeconómica del Ministerio de Economía y Finanzas, habló en No toquen nada sobre su pasado como dirigente estudiantil y de qué le dejó su pasaje por el departamento económico de la OCDE, donde afrontó las situaciones de Grecia y Colombia.

Actualizado: 04 de marzo de 2018 —  Por: Redacción 180

El “tres” de Economía fue delegado de la FEUU y aconsejó a Grecia desde la OCDE

(Foto: Twitter - @NoToquenNada)

Daude, doctor en Economía por la Universidad de Maryland, asumió a finales de 2017 como director de la Asesoría Macroeconómica del MEF, ocupando el lugar que dejaba libre Andrés Masoller.

En entrevista con No toquen nada, dijo que el equipo y su cargo cumplen una función importante porque brindan su visión “desde el punto de vista agregado macro sobre todos los temas que involucran alguna erogación, gasto o asunto fiscal; además de sobre la situación macroeconómica del país”.

Daude habló de su trayectoria antes de llegar al ministerio, habiendo vivido fuera del país desde el 2000. Trabajó en organismos internacionales como el Banco Interamericano de Desarrollo (BID), la Comisión Andina de Fomento (CAF) y la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE). También fue delegado de la Federación de Estudiantes Universitarios del Uruguay (FEUU) ante el Consejo Directivo Central en su época estudiantil.

“Ingresé a facultad en 1992 y en esa época no existía centro de estudiantes, el CECEA (Centro de Estudiantes de Ciencias Económicas y de la Administración) se había disuelto. Existía un grupo que mantenía el cogobierno y a partir de ahí -con algunos ilustres compañeros como Rodrigo Arim y muchos más- volvimos a reconstruir aquello que era el CECEA. Creo que es una experiencia muy nutritiva. Muchos de los compañeros que tuve en esa época, y también de la CGU, hoy en día están tomando posiciones de responsabilidad. Es también una cantera para la formación política”, comentó.

Consideró que la militancia estudiantil genera un interés por involucrarse, permite entender al otro, enseña a negociar y que el cogobierno forma a los estudiantes como gestores. “Si lo tomás con responsabilidad te da una gran noción del derecho público, de las responsabilidades de un organismo público, las normativas y cómo se resuelven problemas administrativos”, agregó.

Contó que aplicó alguna de las cualidades aprendidas en esa época a sus posteriores trabajos, como el que realizó en OCDE, donde estuvo a cargo de las unidades de Grecia y Colombia, y donde fue asesor de la economista jefe.

Dijo que allí le tocó ver qué mensajes le daba al conjunto de ministros de los 35 países que son miembros de OCDE, y cómo se los hacía llegar. “Hay que hacer el trabajo de base, la investigación, y entender bien la evidencia empírica pero también tenés que encontrar la manera de llegar con los mensajes a ese público. Ese ha sido el trabajo más político desde ese punto de vista”, mencionó.

Respecto a su trabajo con la situación económica de Grecia, que desempeñó entre 2014 y 2016, dijo que el rol de la OCDE fue “ayudar al gobierno griego a tener una agenda de reformas estructurales que no tenía”.

“Grecia estaba en un problema macroeconómico muy profundo y había muchas cosas que hacer a nivel de endeudamiento y a nivel fiscal. Pero también le faltaba potencial de crecimiento y una agenda para mejorar el clima de negocios más micro. No había ningún organismo que se la diera tampoco”, explicó el titular de la Asesoría Macroeconómica.

Sin embargo, también dijo que la tarea no estuvo exenta de problemas.

“Cuando nos pidieron una agenda de reforma administrativa, el equipo llegó con unas 555 recomendaciones de cómo disminuir los tramites, la carga administrativa sobre las empresas etc, pero era una agenda de largo plazo. La troika (la Comisión Europea, el Banco Central Europeo y el Fondo Monetario Internacional) agarró ese informe e hicieron una ley con ello. Aprendimos de ese error porque la OCDE fue obviamente señalada de que cerraran farmacias, panaderías, etc, que no fue en ningún momento la intención. Ahí es cuando se adquiere más conciencia de que hay un trabajo más político porque uno está cumpliendo ese rol de dar agenda de reformas a un país con muchos problemas. Fue interesante como experiencia y aprendí un montón de cómo funciona la política por esos lados”, dijo Daude.