La noche que Rampla nunca olvidará

Rampla goleó 4 a 0 a UTC Cajamarca y pasó a la siguiente fase de la Sudamericana. Ante un gran marco de público el Picapiedra revirtió la serie y festejó a lo grande.

Actualizado: 08 de marzo de 2018 | Por: Redacción 180

La noche que Rampla nunca olvidará

MIGUEL ROJO / AFP

El "Ronco" López llora como un niño, los jugadores no se quieren ir de la cancha, los hinchas saltan y gritan en la tribuna. El viejo y bravo Rampla vivió en el Franzini una noche pletórica tras derrotar 4 a 0 a su rival peruano. 

Impulsado por los miles de hinchas que concurrieron al Parque Rodó, el Picapiedra arroló desde el inicio a un adversario que no sabía ni dónde estaba parado.

La misión de revertir los dos goles empezó a ser posible cuando a los 14 Julián Lalinde anotó el 1 a 0. El gol coronó un soberbio inicio del equipo de López. 

Dueño del partido, Rampla siguió buscando y a los 21 minutos logró el segundo gol: Panzariello levantó apenas al balón, a la carrera por la izquierda, y alcanzó a Olivera quien se estiró para mandar la pelota al fondo del arco peruano y puso las cosas en igualdad entre los dos equipos.

En el segundo tiempo, Rampla se fue arriba con todo en busca de rematar el encuentro y conseguir la clasificación. UTC Cajamarca reforzó el ataque con el objetivo de marcar un gol que obligara al local a convertir dos más. 

En ese ida y vuelta llegó el tercero del Picapiedra. El brasileño Igor metió un cabezazo perfecto a los 57 que hizo delirar a los hinchas. 

A los 80 el equipo peruano se quedó con 10 hombres en cancha por la expulsión de Benjamín Ubierna.

Los de López aprovecharon el momento y fueron por liquidar la serie, algo que consiguieron a los 83 minutos cuando Matías Rigoleto hizo un verdadero golazo.