El Cebolla Rodríguez simplifica la tarea de Peñarol

Con dos goles de Cristian Rodríguez, Peñarol derrotó 2 a 1 a Boston River y quedó como único puntero del Apertura. Diego Scotti anotó para la visita.

Actualizado: 10 de marzo de 2018 | Por: Diego Muñoz

El Cebolla Rodríguez simplifica la tarea de Peñarol

Nicolás Celaya / adhocFotos

La sonrisa al festejar con los colores que lleva en el alma, la cinta de capitán en el brazo izquierdo, los goles que le dan la punta al equipo, el Campeón del Siglo que corea su apodo. El Cebolla lo vuelve a hacer. Y Peñarol disfruta tanto como él. Volvió Cristian Rodríguez y aportó los dos goles en un partido complicado, ante un rival que no se resignó nunca. 

Fue el Cebolla el más desnivelante del Carbonero. Su intensidad, su recorrido, su presencia, resultaron decisivas para encaminar el juego. Marcó el primer gol a los seis minutos, cuando corrió por el medio, ingresó al área, recibió un pase de Canobbio y sacó un tremendo remate contra el primer palo. En el segundo tuvo algo de fortuna, porque su tiro dio en la cabeza de un rival y desolocó al arquero, pero su mérito fue llegar a la medialuna y acomodar de manera perfecta el cuerpo para bajar una pelota que venía muy alta.

Con los gritos del Cebolla y la derrota de Danubio, cayó 3 a 0 ante Liverpool, los de Ramos quedaron como únicos punteros e invictos del Apertura. 

Boston River insinuó más de lo que concretó. Con su idea como bandera, Apud busca armar otro equipo reconocible pero le falta tiempo. A pesar de eso logró estar en partido siempre y con Scotti como su jugador más inteligente hasta arañó el empate sobre el final. 

El inicio fue todo de Peñarol. El local marcó las pautas del juego e hizo lo que quiso. Con intensidad y velocidad arrinconó a su adversario. Fue en ese lapso en el que se puso en ventaja. Las corridas de Canobbio, el juego surgido desde los pies de Gargano, el ida y vuelta de Cristian Rodríguez marcaron la diferencia. 

Boston River sacó la cabeza recién a partir del primer cuarto de hora. Niveló el partido e incluso pudo marcar pero Kevin Dawson volvió a estar a la altura. 

La segunda parte se entreveró más. Peñarol se desordenó y Boston River empezó a controlar mejor la pelota. Sin Fidel Martínez, sentido no volvió al segundo tiempo, el Carbonero perdió peso en el área. Sin embargo a los 74 Cristian Rodríguez anotó el segundo gol tras una buena jugada por izquierda. 

A los 82 Scotti descontó con un tiro cruzado en la entrada del área. 

Los últimos minutos fueron intensos porque Peñarol lo tuvo para liquidar pero también sufrió en su arco.