Cuesta Duarte reclama “shock” salarial para que no haya trabajadores pobres

En Uruguay el 37% de los trabajadores ganan menos de dos salarios mínimos nacionales y el 65% queda por debajo de los tres salarios mínimos nacionales.

Actualizado: 12 de abril de 2018 | Por: Redacción 180

Cuesta Duarte reclama “shock” salarial para que no haya trabajadores pobres

Daniel Olesker (Adhoc ©Javier Calvelo)

Así lo señaló el Instituto Cuesta Duarte en su informe presentado este miércoles sobre Trabajo y Salarios.

Los datos sobre cantidad de trabajadores en franjas salariales están elaborados en base al valor del salario mínimo en 2016, cuando el salario mínimo 11.150 pesos, 20% menos que en 2018 (su valor actual es de 13.430 pesos).

El trabajo hace foco en el análisis de la evolución del trabajo y los salarios en las últimas décadas, pero también analiza otros factores como la productividad, la competitividad y la distribución.

Respecto a la política salarial recomienda volver a la lógica de indexación de los salarios abandonada en la ronda anterior, un rumbo reafirmado por el Poder Ejecutivo en sus lineamientos para la ronda de este año. También plantea que el salario mínimo nacional debería elevarse para que un hogar promedio con dos ingresos de salario mínimo pueda estar por encima de la línea de pobreza. Según el Cuesta Duarte para ello el Salario Mínimo debió haber estado a 15.500 pesos el año pasado (fue de 12.265) y debería estar ahora a 16.500 pesos (no a 13.430).

Daniel Olesker, director del Instituto Cuesta Duarte, defendió esta propuesta en rueda de prensa después de la presentación del documento.

“Ese salario mínimo de 16.500 pesos permitiría que ningún uruguayo que lo gane esté debajo de la línea de pobreza, o sea que los asalariados formales dejen de ser pobres. Hoy tenemos casi 28% de trabajadores asalariados que gana menos de 20.000 pesos líquidos. Estamos en una situación bastante comprometida. Hay que hacer un nuevo shock de los salarios más bajos como el que hubo entre 2009 y 2012, que es el período de mayor crecimiento de los salarios. Eso implica 16.500 pesos de salario mínimo y aumentos diferenciados para los que ganen hoy menos de 20.000 pesos líquidos”, afirmó.

Al final el documento hace propuestas de política general entre las que incluye:

Revisar la reglamentación de la ley de promoción de inversiones priorizando sectores con mayor valor agregado.

Promoción de los proyectos productivos asociativos, llámese cooperativismo, autogestión o todo aquello que involucre la participación colectiva creadora.

También retoma la propuesta del PIT-CNT de aumento del IRAE (impuesto a la renta de la actividad empresarial) del 25 al 30% de forma progresional y usar el incremento para generar un fondo que subsidie a los sectores de actividad con mayor valor agregado.

Y el compromiso firmado por todos los presidenciables con la Academia Nacional de Ciencias de alcanzar el 1% del PBI para “investigación y desarrollo”