“La Comisión de Defensa de la Competencia es todavía débil”

El fallo del Tribunal de lo Contencioso Administrativo que revirtió una sanción de la Comisión de Promoción y Defensa de la Competencia contra Abal Hermanos, filial en Uruguay de la tabacalera Philip Morris, podría afectar la confianza y desnuda algunas de las debilidades de la Comisión.

Actualizado: 15 de abril de 2018 | Por: Redacción 180

“La Comisión de Defensa de la Competencia es todavía débil”

Sebastián Fleitas (Foto: DelSol) (Todos los derechos reservados)

El doctor en Economía Sebastián Fleitas comentó en No toquen nada que el fallo “está basado en una definición de poder de mercado que es rara”, porque “utiliza el peso de la empresa a nivel internacional y no en el mercado local”.

Fleitas explicó que “en síntesis, uno podría pensar que el negocio de estas agencias es establecer confianzas”. “Si estas agencias dicen que hay un problema competitivo o no, la gente, los actores les van a creer y logran establecer confianza; y es muy difícil construir confianza o hay pérdida de reputación cuando se pierden casos relevantes”, añadió.

En 2010 la empresa Montepaz, que controlaba el 80% del mercado uruguayo de cigarrillos denunció a Abal Hermanos por bajar el precio de sus productos por debajo de los costos de producción y desarrollar una estrategia de precios predatorios.

La comisión sancionó a la filial de Philip Morris con una multa de 2 millones de unidades indexadas (unos 250 mil dólares), un monto 20 veces superior al mínimo.

La empresa sancionada se presentó ante el TCA y logró un fallo favorable que anuló la sanción.

Según Fleitas, especializado en temas de competencia, en este caso faltaron mayores insumos técnicos en la decisión finalmente anulada de la Comisión de Defensa de la Competencia.

“En este caso, básicamente, faltó un poco más de economía en el análisis. Creo que la Comisión de Defensa de la Competencia es todavía débil, tiene poco presupuesto y recursos para hacer sus estudios. En este caso, era central poder entender si este hecho de decir "¿es verdad que Abal Hermanos bajando los precios iba a hacer que Montepaz se fundiera del mercado?" y “¿es verdad que después de eso, Abal Hermanos iba a poder subir los precios sin que nadie volviera a entrar al mercado?” Esas son cosas que los economistas en general trabajamos, estudiamos y, de alguna manera, podemos informar la decisión”, comentó.

También, Fleitas dijo que “las políticas públicas tienen que estar basadas en evidencia”, y que “para tomar buenas decisiones, tenemos que poder conversar y entender los panoramas y las cosas que se están haciendo bien y mal; eso requiere de trabajo acumulado, esfuerzo, presupuesto, y creo que en este caso esas patas estuvieron un poco ausentes”.