El trabajo de Escuelas Disfrutables tras el doble homicidio de Quebracho

El programa Escuelas Disfrutables está trabajando en Paysandú, en las cuatro escuelas de Quebracho, que se vieron afectados por el caso del doble homicidio cometido por un hombre abandonado por su pareja que días después se suicidó.

Actualizado: 16 de abril de 2018 | Por: Redacción 180

El trabajo de Escuelas Disfrutables tras el doble homicidio de Quebracho

La escuela de Quebracho y el mensaje del doble homicida (Unicom)

Ana Everett, coordinadora del programa del Consejo de Educación Inicial y Primaria, contó en No toquen nada que “son cuatro escuelas. En una de ellas es donde la persona que cometió el doble homicidio, es donde se generan los mensajes que la persona quizo dejar a la familia. Luego hay una escuela que es donde estuvo la persona a la que mataron, que era auxiliar con 12 años de ejercicio. Otra es la escuela donde concurre la niña que es de tiempo completo. Otra es un jardín que es donde concurre un nieto de la víctima. Ambos niños estaban presentes al momento de los hechos, no viéndolos pero si escuchándolos”, explicó.

Las intervenciones del programa Escuelas Disfrutables se realiza con el trabajo de asistentes sociales y psicólogos que se instalan por varias semanas en las comunidades para trabajar con los efectos que generan estas situaciones.

Everett dijo esta mañana que se trabaja en base a la verdad de los hechos, incluso con los niños.

“Siempre se trabaja con la verdad. En primer lugar porque ya la conocen, fue dicha por la prensa o la familia, comentada entre los pares. Se trabaja en un acercamiento específico a cada una de las clases, en la conversación con los niños. Ahí vemos los nudos, las fantasías que se desencadenan a partir de los sucesos. Eso es bien importante de trabajar”, afirmó.

La coordinadora de Escuelas Disfrutables contó cómo se trabaja con asuntos como el afecto hacia el homicida que se manifestó en partes de la población de Quebracho después de los sucesos.

“Trabajamos desde el respeto y la neutralidad. Cuando uno despierta al otro día no puede estar diciendo, como se dijo, que Quebracho está 100 años atrasado con respecto a la sociedad. Acá hay un discurso que tiene que ver con el dolor y saber que hay familias que nunca esperaron que la persona matara y que luego se quitará al vida”, afirmó.