Google provoca sorpresa y preocupación con sus anuncios

Google hizo su congreso anual de desarrolladores, donde siempre presenta sus aplicaciones y tecnologías más recientes. Un robot que habla como humano y un correo que se redacta solo fueron las sorpresas más grandes.

Actualizado: 15 de mayo de 2018 | Por: Redacción 180

Google provoca sorpresa y preocupación con sus anuncios

AFP (Todos los derechos reservados)

La última versión del asistente de voz de Google es hiperrealista, hace llamadas en nombre del usuario y tiene un timbre, un tono y una cadencia tan similar a la forma humana, que se vuelve muy complicado reconocer que es una máquina.

La tecnología se llama Google Duplex y además de entender lo que le dicen y saber contestar, decide en qué momentos hacer pausas, cuando apurar las respuestas y hasta hace ruidos que hacen los humanos cuando quieren romper un silencio sin decir nada.

En la presentación, el CEO de Google, Sundar Pichai, dio paso a una conversación entre un robot y la telefonista de una peluquería, en la que se ven los resultados.

Además de hacer llamadas en lugar de los usuarios, Google Duplex sirve para algo que los desarrolladores detectaron como una necesidad: mucha gente consulta los horarios de los comercios en Google Maps y cuando hay un feriado, el programa aclara que los horarios pueden variar a causa de las vacaciones. Para mejorar esto, Google va a usar Google Duplex para llamar automáticamente y actualizar ese horario para el día feriado al que se vincule.

El sistema también es útil para las empresas que no tienen reservas por internet, porque ahora podrán dar citas por teléfono sin tener que cambiar ninguna práctica diaria o capacitar empleados.

Cómo lo logran

Uno de los puntos clave del desarrollo de Duplex fue “restringirlo a temas específicos, que no sean tan abiertos y se los pueda aprender totalmente. Duplex solo puede tener conversaciones naturales después de haber entrenado profundamente en los temas para los que fue preparado, no puede mantener conversaciones generales”, explica Google en su blog sobre inteligencia artificial.

Sin embargo, su precisión es altísima en los temas que domina, En otro ejemplo mostrado en el evento al robot le preguntan si quiere algo “¿para 4?”, que en inglés se dice “for four?” y se pronuncia casi como una palabra repetida dos veces. Además la pregunta puede querer saber si es “para 4 personas” o “para las 4 de la tarde”. Sin embargo, el robot pudo decodificar perfectamente la situación.

Debate ético

Además de la sorpresa y los elogios de programadores y fanáticos, la novedad abrió un debate ético sobre el tema. Este desarrollo combina la fluidez de una llamada telefónica sin hipotecar la rapidez e inteligencia, porque con técnicas de big data, los robots van a poder saber de muchos temas en cuestión de milésimas.

Algunos consideran que se debería informar a los interlocutores de que están hablando con una máquina, otros se preguntan sobre la posibilidad de que estos robots sean tan persuasivos que terminen siendo útiles para fines comerciales o políticos.

Lo único en lo que todos están de acuerdo es en que hay una necesidad creciente de discutir el tema de los límites y controles para máquinas que se desempeñan como si fueran humanos.

Gmail escribe por vos

Otro de los anuncios está relacionado con el mail. Se presentó la funcionalidad Composición inteligente, que implica que Gmail escribirá los mails en lugar del usuario, aprendiendo de mails pasados y teniendo en cuenta información del emisor y también del receptor.

A medida que se avanza en una oración, el sistema ofrece la posibilidad de autocompletar la frase y además de ganar tiempo, reduce la posibilidad de errores gramaticales y frases repetidas.

Desde el año pasado existen las respuestas rápidas, que sugieren unas tres opciones de respuesta cuando se recibe un mail y muchas veces sirven para contestar, pero están limitadas a un “ok”, “gracias”, “recibido” o expresiones de ese estilo.

En esa línea, algunos lo explican como “el teclado predictivo, que aprende de las frases más comunes, pero con mayor sofisticación”. Y un ejemplo de esa sofisticación es que si alguien está enviando un mail un viernes a la tarde, Gmail sugerirá agregar la expresión "que tengas un gran fin de semana".