La caída del meteorito que encontró al sistema de alerta planetaria reunido y sin conexión

El fin de semana se dio un fenómeno importante de astronomía y defensa planetaria mientras la mayor parte de la comunidad científica internacional dedicada al tema estaba en un área aislada con mala señal de internet.

Actualizado: 04 de junio de 2018 | Por: Redacción 180

La caída del meteorito que encontró al sistema de alerta planetaria reunido y sin conexión

Archivo NASA / AFP

Así lo contó a No toquen nada Gonzalo Tancredi, el astrónomo uruguayo que se encontraba junto a sus colegas observando el cráter de Ries en Alemania, en un taller sobre asteroides cercanos a la tierra que se está llevando adelante en estos días en Munich.

“Estaba un colega de la NASA que había recibido un texto que decía que en la noche anterior se había descubierto un objeto que tenía un 30% de posibilidad de impacto en las próximas horas. La estimación inicial era de un tamaño un poco mayor a 10 metros de diámetro, lo que causaría un brillante meteoro, un bólido, generando algo de pánico en la gente que pudiera observarlo. La trayectoria de posible ingreso a la atmósfera iba del sudeste asiático pasando por el Océano Índico hasta el sur de África”, contó el científico uruguayo.

Tancredi comentó que algunos investigadores tuvieron que interrumpir su almuerzo para ir en busca de señal.

“Como estábamos en la mitad del campo, almorzando en un restaurant rural, no había buena señal de datos. Un par de colegas tuvo que viajar un par de kilómetros para poder mandar un alerta a observadores en Corea del Sur que participan en la red de monitoreo. Finalmente el objeto ingreso a la atmósfera en la zona de Botswana y Sudáfrica, a las 16.45 del sábado. Se estima que el objeto alcanzó los dos metros de diámetro. Es muy posible que hubiera meteoritos y ya están organizado campañas para salir a buscarlos”, afirmó el astrónomo.

Tancredi también describió los dos principales objetivos inmediatos de la investigación en esta área del conocimiento.

“Qué acciones de defensa planetaria podemos hacer en caso que un meteorito impacte con la Tierra. Para eso es importante conocer la química, la física, la estructura interna del asteroide. Segundo la posibilidad de hacer minería en asteroides que es uno de los temas que se está tratando bastante en los últimos tiempos. La posibilidad de que los asteorides nos sirvan para obtener recursos, ya sea para usar en el espacio o traer aquí a la Tierra recursos que tenemos escasos en el planeta”, afirmó.

Tancredi explicó que este tipo de situaciones no es muy frecuente, menos de una decena por año, y genera interesantes posibilidades de investigación. Sin embargo, la mayoría pasa desapercibido.

“Es el tercer caso en que se descubre un objeto que pocas horas después impacta contra la Tierra. El primero de ellos fue en 2008 cuando un objeto cayó en Sudán. Pocos días después se fue a buscarlo y se recogió una gran cantidad de meteoritos”, recordó.

Tancredi habló de la paradoja de que el evento de Botswana sucediera cuando la mayor parte de las personas dedicadas a advertilo estaban reunidas.

“Una paradoja en este caso es que se recibió la noticia cuando la mayor parte de los colegas que trabajamos en estos temas y que deben atender esta alerta, estábamos visitando un cráter de impacto de hace 15 millones de años. No obstante los mecanismos de alerta funcionaron, se pudo comunicar al responsable de Defensa Planetaria de la NASA y tomar precauciones. Por el poco tiempo que se tenía y lo pequeño del objeto no había necesidad de generar un alerta pública”, afirmó.

El astrónomo uruguayo explicó cuál es la importancia de recuperar los fragmentos de estos meteoritos para la investigación.

“Se trata de meteoritos que llamamos 'frescos', recién cayeron a la Tierra y por tanto no han sufrido ningún tipo de alteración de su física y su química por los procesos de erosión terrestre. Por lo tanto mantienen las condiciones en las cuales lo meteoritos se fueron formando. De esa forma nos dan información sobre las condiciones del sistema solar en etapas primitivas. Segundo, como pasó en el caso del meteorito de Sudán, el material que se recogió era de más de un tipo diferente. Eso nos da una idea de que los asteroides no son objetos monolíticos formados por una roca única, sino que posiblemente son una mezcla de objetos de más pequeño tamaño y también nos sirve para entender la estructura interna de los asteroides”, describió.