Roger Milla recuerda Italia 1990: “ningún otro jugador marcó un gol así”

El camerunés Roger Milla, el hombre de más edad en marcar en la historia de los Mundiales de fútbol, con 42 años y 1 mes, está especialmente orgulloso del tanto que consiguió contra Rumanía en la edición de Italia 1990, en el que se dio a sí mismo el pase antes de marcar, recordó con orgullo en una entrevista con la AFP.

Actualizado: 10 de junio de 2018 | Por: Redacción 180

Roger Milla recuerda Italia 1990: “ningún otro jugador marcó un gol así”

GABRIEL BOUYS / AFP

Pregunta: ¿Le hablan a menudo del Mundial de 1990?

Respuesta: Siempre, es la gente la que hace que yo permanezca en el recuerdo. Recibo llamadas de teléfono de todas partes, de aficionados y de gente que disfrutó con ese Mundial, que dio gloria a la selección nacional de Camerún.

P: ¿Cuáles son sus recuerdos de aquella epopeya?

R: Sólo tengo muy buenos recuerdos colectivos, desde nuestra clasificación hasta nuestro grandísimo partido contra Inglaterra (la derrota 3-2 en la prórroga ante Inglaterra), y evidentemente, de manera personal, sobre mis cuatro goles. El máximo anotador (Toto Schillaci) tuvo seis. Si yo hubiera tirado también los penales quizás podría haber acabado segundo o primero. Un futbolista africano terminando entre los cinco mejores de un Mundial y entre los tres máximos goleadores, eso nunca se había visto.

P: Doblete ante Rumanía (2-0), doblete contra Colombia en octavos de final (2-1 tras prórroga), ¿cuál es su preferido?

R: El más bonito es el pase que me hice a mí mismo para el segundo ante Rumanía. Espero que usted haga un gran artículo sobre ese gol porque ningún otro jugador marcó un gol así. No comprendo por qué no se habla más de los africanos. Para mí, es una cuestión de racismo. Si un brasileño, un alemán o un francés lo hubiera marcado, ustedes (los periodistas) estarían hablando sin cesar sobre un gol tan de fuera de serie (risas). Pero como fue un camerunés, un negro, no se comenta. Hay europeos que me dicen que debería figurar entre los mejores goles de todo el mundo.

P: ¿Es consciente de que aquel equipo de Camerún emocionó en todo el mundo?

R: Creo que a partir de esa primera clasificación para los cuartos de final, la FIFA se dio cuenta y todo el mundo comprendió que en África tenemos muy, muy buenos futbolistas, y también grandes naciones de fútbol, con las que hay contar. Ghana (2010) y Senegal (2002) lo consiguieron después que nosotros y queremos que otros equipos lo logren. Aquel año se abrió una puerta para el fútbol africano.

P: Marcó en 1994 a los 42 años, ¿está orgulloso de seguir siendo el goleador de mayor edad en un Mundial?

R: Contra Rusia (6-1) en el último partido, marqué el único gol (de Camerún), con una técnica y una fuerza propia de un hombre joven (risas). Pero podríamos haberlo hecho mejor, llegamos a ir ganando contra Suecia hasta cuatro minutos antes del final en el primer partido (2-2). Sí, estoy orgulloso. Demostré a todo el mundo que incluso con 42 años, si uno está bien conservado, se puede. Soy una leyenda en África y hasta en Sudamérica, donde el Rey Pelé se preguntó por qué yo no había nacido brasileño. Lo hice por mi país y por mi continente. Me gustaría que se hablara más de ello en Europa, en Francia, donde hice toda mi carrera.

(AFP)