Diego Muñoz

Que el sufrimiento no altere los planes

Faltaban dos minutos para terminar el partido y Josema creyó en la aventura. Tomó la pelota por derecha como si fuera un puntero y fue derribado. Entonces, ese pibe rebelde nacido en Toledo volvió a creer. Fue para el área convencido que tenía que completar el trabajo. El centro muy bien tirado por Sánchez le cayó dónde él esperaba. Giménez se despegó del suelo con un salto felino y puso de cabeza el único gol del partido.

Actualizado: 16 de junio de 2018 | Por: Diego Muñoz

Uruguay ganó en el debut de una Copa del Mundo. Con el sello de la casa, con la marca en el orillo. Un triunfo que lo acerca a octavos de final, instancia a la que podría acceder con solo ganarle el miércoles a la débil Arabia. 

Pero que Uruguay haya ganado con un gol de pelota quieta no significa que el equipo haya jugado como siempre. Es cierto que hubo algunas complicaciones en la búsqueda de aplicar el nuevo modelo, pero nunca lo dejó de intentar. Ni siquiera con los cambios en las bandas. Muslera no sacó en todo el partido un solo pelotazo para que se las arreglaran Suárez y Cavani arriba y Bentancur fue el jugador uruguayo que más tocó la pelota. Dos ejemplos de lo que propuso la Celeste en Ekaterimburgo. 

Los inconvenientes en la primera parte surgieron de la mala toma de decisiones de varios jugadores. Salvo Bentancur, en el mediocampo hubo pases errados y mala lectura de juego. Eso conspiró contra las chances de Uruguay y facilitó el trabajo de Egipto, ordenado y con la lección aprendida. Los de Cúper armaron un bloque defensivo sólido, tiraron presión para recuperar la pelota y salieron rápido de contra. 

Con juego inocuo en el medio y poca movilidad arriba, Uruguay se repitió sin ideas. 

En el segundo tiempo Tabárez, tantas veces criticado por demorar los cambios, actuó con velocidad e hizo lo que pedía el partido. Sánchez y Cebolla entraron intensos, impetuosos y el impulso también agitó la rutina del equipo. Pero el concepto de ganar en base al dominio del balón y a la búsqueda de los espacios se mantuvo. 

En el último tramo de juego la selección generó tres oportunidades claras hasta que Josema marcó el gol del triunfo.

Uruguay apuesta en Rusia a un cambio de estilo futbolístico. Ojalá que el sufrimiento del primer partido no altere los planes. 



Las opiniones vertidas en las columnas son responsabilidad de los autores y no reflejan necesariamente posiciones del Portal 180.