Diputados aprobó ley contra la trata “lamentablemente permeada” por la ideología de género

La Cámara de Diputados votó este miércoles la ley sobre trata de personas con apoyo de todos los partidos.

Actualizado: 12 de julio de 2018 | Por: Redacción 180

Diputados aprobó ley contra la trata “lamentablemente permeada” por la ideología de género

Adhoc ©Javier CalveloGerardo Amarilla (Adhoc ©Javier Calvelo)

Producción: José Benítez

La ley, según su Artículo 1, tiene por objeto la prevención, persecución y sanción de la trata y la explotación de personas, así como la atención, protección y reparación de las víctimas.

El proyecto fue presentado por el Poder Ejecutivo el año pasado. Entonces se creó una comisión especial en el Senado para tratarlo y esa cámara lo aprobó en las últimas sesiones del año pasado.

A pesar del apoyo en Diputados también hubo críticas y un debate sobre la ideología o perspectiva de género con los diputados evangélicos del Partido Nacional, Gerardo Amarilla y Álvaro Dastugue.

Amarilla dijo que esta ley discrimina a los hombres y que eso es fruto de una visión de ideología de género. Para él en este tema carece de importancia que seamos hombres o mujeres.

“Se contradice y discrimina entre víctimas de primera y de segunda que, según esta ideología, son claramente los hombres o las personas que tienen orientación heterosexual. Esto además de ser injusto, de ser inexplicable, solo se entiende en relación a esta visión a esta visión de una ideología de género que lamentablemente permea todo este proyecto”, dijo.

La perspectiva de género está incluida en la ley en el Artículo 3 donde dice que “La ley y la reglamentación tendrán especialmente en cuenta las desigualdades de poder, los estereotipos discriminatorios y las formas de violencia en base al género, promoviéndose la autonomía y el empoderamiento de las mujeres, las niñas, las personas trans e intersexuales o con orientación sexual no hegemónica”.

Eduardo Malan, del Frente Amplio, contestó a Amarilla argumentando que lo que se necesita es una perspectiva de género.

“Esta ley debería avanzar en un contexto que también avance. Por ejemplo, la educación sexual que promueva la perspectiva de género, no una ideología excluyente y dogmática sino una perspectiva de género. Cuando hablo de perspectiva de género hablo justamente de eso, de perspectiva. Un lugar desde donde mirar, desde donde pensar lo que el orden hegemónico muestra, oculta o desvirtúa”, afirmó.

Críticas a las normas

El diputado Ope Pasquet criticó el artículo Artículo 40 que establece la no punibilidad de las víctimas de explotación por delitos que pudieran cometer por haber sido víctimas de explotación o trata.

“Las víctimas de la trata o de la explotación de personas no son punibles por la comisión de cualquier delito que sea el resultado directo de haber sido objeto de trata o explotación”, dice textualmente.

Para Pasquet, una cosa es la hipótesis que “podría caer en la legítima defensa o la legítima defensa incompleta, que ya está establecida en el Código Penal, y otra que 10 años después de los hechos diga que como arrastra el dolor, la amargura, de haber sido víctima de trata haya resuelto tomar venganza y lo mata. Este artículo lo ampara”.

“Me parece que es ir demasiado lejos”, afirmó.

Esa crítica la respondió la diputada frenteamplista Cristina Lustemberg. “Es muy difícil que podamos decir que al tener esa garantía de la no punibilidad, sea como una licencia para matar. Es de tal complejidad lo que hay detrás de esta vulneración tan grave que está vinculada a la trata de personas que es difícil que eso no esté contemplado. Creo que la ley lo contempla de una forma integral como bien lo reafirmó la Asociación de Magistrados cuando hizo énfasis en que ellos estaban de acuerdo”, señaló.

Y Pasquet le respondió a Lustemberg. “La argumentación de la señora diputada la veo fundamentada en cuestiones sentimentales o emocionales. Es algo así como que una persona que ha sufrido una situación de humillación, dolor, malos tratos propios de la trata, no podemos pensar que va a actuar por móviles espurios, de venganza, por ejemplo. No sé, no podemos decir a priori que todas las víctimas de trata van a actuar noblemente o por sentimientos superiores. De repente por lo que han pasado sienten deseos de vengarse, lo que es muy humano y muy compresible”, afirmó.