“Si la lechería del futuro va a andar, Uruguay va a ser uno de los lugares donde lo haga”

El presidente del Instituto Nacional de la Leche (Inale), Ricardo De Izaguirre, habló en No toquen nada sobre sus 45 años en el sector de la lechería y sus cinco años al frente de la institución referente de dicha industria.

Actualizado: 08 de setiembre de 2018 —  Por: Redacción 180

“Si la lechería del futuro va a andar, Uruguay va a ser uno de los lugares donde lo haga”

Ricardo De Izaguirre (Foto: DelSol) (Todos los derechos reservados)

De Izaguirre, contó en No toquen nada que desde 1973 en adelante se desempeña en el sector lechero. Se recibió de veterinario en 1971 y tras dos años de trabajo en la propia facultad, se desempeñó durante 20 años como asesor veterinario en los predios de la zona de Cardal (Florida). Desde 1977, es productor lechero que remite a Conaprole.

En 2013, el ingeniero Tabaré Aguerre, exministro de Ganadería, Agricultura y Pesca le invitó a presidir el Inale y sintió que debía tomar el puesto por lo mucho que le dio la lechería a lo largo de su vida.

“En esos momentos de 1973, muy duros para todos, esa zona, el trabajo y los tambos me recibieron. Tengo siete hijos y todos estudiaron, son todos profesionales y yo se lo debo a esa gente. Tenía una moto, y en muchos casos caía a vivir con ellos, compartiendo sus vivencias y problemas. Cuando uno llega de la universidad a un lugar así, sos el médico, el asesor, el maestro, el cura y el confesor en un tambo. Tu lugar de trabajo puede ser el tubo, la fosa donde se ordeña, o las chacras, y después te reunís en la casa, en la mesa. Todas esas vivencias las recoges, te enriquecen muchísimo y te llevas toda esa experiencia de querer responder a eso. Muchas veces cuando aparecen productores chicos con dificultades, digo que es mi gente”, contó De Izaguirre.

El presidente del Inale dijo que a veces aparecen en su casa familias que tienen tambo a consultarle cómo está la situación, pedirle consejos o directamente para que les diga si conviene seguir en la actividad. Al respecto, dijo que en los países que ha visitado siempre le dicen que Uruguay tiene “una bendición” con el sistema cooperativo que lleva adelante en la industria lechera.

“Todos los productores cobran el mismo precio en ese sistema, no en lo privado que al más grande le pagan más; se apuesta a las compras en común, a los campos en común, y eso protege mucho y es una fortaleza. En las últimas recorridas he visto a un montón de gente joven. Acá hay mucha esperanza, a la gente hay que entusiasmarla y seguramente si la lechería del futuro va a andar, en Uruguay va a ser uno de los lugares donde lo haga. Creo que estamos en el país correcto y en el lugar de la lechería que debemos estar”, añadió.

De Izaguirre también destacó el papel del Instituto Nacional de Colonización como uno de los instrumentos de tierra más fuerte en la lechería, y dijo que los productores se retroalimentan y complementan muy bien con ese organismo. “El 50% de la tierra en lechería está bajo esa tenencia por arrendamiento. Colonización te da seguridad porque un arrendamiento que yo pago es, de pronto, por tres, cinco o seis años. El instituto te contempla que puedas hacer inversiones y permanecer ahí, por lo que tiene más sentido la inversión y tu vida”, mencionó.