A Uruguay se le escapa sobre el final la victoria ante USA

Uruguay perdió frente a Estados Unidos 78 a 70 en un partido en el que estuvo arriba buena parte del desarrollo y en el que compitió con ímpetu, inteligencia y disciplina. Sobre el final cometió errores que costaron la derrota.

Actualizado: 02 de diciembre de 2018 —  Por: Diego Muñoz

A Uruguay se le escapa sobre el final la victoria ante USA

Fiba

Uruguay perdió, sí. Pero durante más de tres cuartos de la noche compitió de igual a igual ante Estados Unidos e, incluso, lo superó en algunos rubros del juego. Sobre el cierre la Celeste vaciló y perdió el foco y eso un rival de esta estatura, se ponga quien se ponga su camiseta, lo hace valer. 

La lectura es que el equipo está a la altura, luce competitivo y da buenas señales. La derrota no cambia el panorama: la clasificación al Mundial de China habrá que ir a ganársela a Puerto Rico en febrero del 2019. 

En el Antel Arena Uruguay estuvo muy cerca de una victoria histórica. Faltaban algo más de seis minutos y los de Magnano estaban ocho puntos arriba. Pero a partir de ese momento la visita colocó un parcial de 16-1 lapidario. En ese lapso el equipo decidió mal en ofensiva, alteró los planes de atacar como lo había hecho hasta ese momento y lo pagó caro. También pesó el esfuerzo realizado hasta ahí, pero fue muy notorio cómo Uruguay se bloqueó. 

Antes de ese final, la selección había jugado a gran nivel. Con buena lectura en el perímetro más allá de los nombres. Luciano Parodi mostró un nivel sublime, Bruno Fitipaldo aportó su claridad habitual, hubo buenos momentos de Santiago Vidal y Gustavo Barrera. En la pintura Esteban Batista se debatía con sus rivales pero también aportaban a la causa Calfani, Izaguirre y Hatila.

Los rompimientos hacia el aro y la descarga o el extra pase le permitieron al equipo convertir a distancia. 

Tras perder el primer cuarto 22-17, el equipo se fue arriba por uno al descanso. Y en el tercer cuarto bajó a Estados Unidos a 11 puntos. La Celeste entró cinco arriba a jugar los últimos 10 minutos y, con triple de Vidal, llegó a tener ocho de renta. 

Fue en ese momento donde el panorama cambió de manera radical, Estados Unidos encontró ventajas para lanzar de distancia o anotar en la pintura y el sueño uruguayo se terminó.