Periodista del NYT salió de Colombia tras publicación que compromete a fuerzas militares

El periodista del diario estadounidense The New York Times Nicholas Casey salió de Colombia tras recibir "acusaciones falsas" del oficialismo, debido a una publicación de su autoría que compromete a las fuerzas militares, informó este domingo el corresponsal.

Actualizado: 19 de mayo de 2019 —  Por: Redacción 180

Periodista del NYT salió de Colombia tras publicación que compromete a fuerzas militares

Luis ROBAYO / AFP (Todos los derechos reservados)

"He tomado la medida de mantenerme fuera del país por las acusaciones falsas que fueron lanzadas ayer en Twitter por (la senadora oficialista) María Fernanda Cabal y replicadas por varios políticos en las últimas 24 horas", señaló Casey en un mensaje enviado a la prensa.

En el reportaje "Las órdenes de letalidad del ejército colombiano ponen en riesgo a los civiles, según oficiales" publicado el sábado, el periodista denunció que el ejército colombiano estaba exigiéndole a sus tropas "duplicar" las bajas y capturas en combate, sin pedirles "perfección" ni total "exactitud" en el momento de "ejecutar ataques letales".

La congresista Cabal, del partido político del gobierno, publicó en Twitter fotos del corresponsal y escribió "Este es el 'periodista' Nicholas Casey, que en 2016 estuvo de gira con [la guerrilla de] las FARC en la selva ¿Cuánto le habrán pagado por este reportaje? ¿Y por el de ahora, contra el ejército de Colombia?". 

El mensaje se viralizó rápidamente y otros simpatizantes del partido derechista del presidente Iván Duque se sumaron a las críticas. 

The New York Times le respondió a la senadora en la misma red social y consiguió casi el doble de réplicas.

"Informamos de manera precisa e imparcial (...) En este caso, simplemente informamos de lo que dicen los documentos escritos por el ejército, así como información proveniente de los mismos oficiales colombianos", señaló. 

Ante la polémica que se agitaba en redes sociales, el ministro de Defensa describió como "lleno de inconsistencias" el artículo, en una declaración en compañía del mandatario.

El director para las Américas de la ONG Human Rights Watch (HRW), José Miguel Vivanco, se pronunció temprano el sábado sobre el artículo del diario estadounidense.

"Estas prácticas sugieren que el actual Ejército y el Ministerio de Defensa no han aprendido nada de uno de los capítulos más oscuros de la historia de Colombia, el de los falsos positivos. Estos incentivos ponen en serio riesgo a la población civil", señaló en Twitter.

Los llamados "falsos positivos" eran una práctica utilizada por la fuerza pública entre 2002 y 2008, bajo el gobierno de Álvaro Uribe, padrino político de Duque, que consistía en la ejecución de personas a las que se hacía pasar por guerrilleros muertos en enfrentamientos.

Según HRW, "más de 3.000 civiles" habrían sido asesinados de esa forma en ese periodo. En total, 961 uniformados han sido condenados por ese delito, de acuerdo a la fiscalía.

Colombia, principal productor mundial de cocaína, vive un conflicto armado que durante medio siglo ha enfrentado a guerrillas, paramilitares, agentes estatales y narcos, con un saldo de más de ocho millones de víctimas entre muertos, desaparecidos y desplazados.

(AFP)