Artículo médico da “base científica” a ley de tolerancia cero de alcohol

El consumo de alcohol se asocia significativamente con la severidad del trauma en los siniestros de tránsito, según un artículo que fue publicado en la Revista Médica del Uruguay.

Actualizado: 20 de mayo de 2019 —  Por: Redacción 180

Artículo médico da “base científica” a ley de tolerancia cero de alcohol

Adhoc ©Javier Calvelo

“Nuestros resultados dejan claro que los traumas severos no son más severos a mayor consumo de alcohol, son severos solo por el hecho de presentar una alcoholemia positiva, aunque su medida sea baja. Existieron traumas severos con bajos niveles de alcoholemia y traumas leves con niveles altos de alcoholemia. Dicho de otra manera: la posibilidad de un trauma severo estaba dada por el solo hecho de haber tomado alcohol independientemente de su cantidad”, dice un artículo científico que se llama “Consumo de alcohol, relación con el trauma y su severidad”, publicado en la Revista Médica del Uruguay.

“Este elemento habla a las claras de que la ley 19.360, de tolerancia cero para el consumo de alcohol, tiene una base científica a partir de este estudio”, dijo a No Toquen Nada el cirujano Julio Trostchansky, uno de los autores del informe y profesor adjunto del Departamento de Emergencia.

Además, participaron el cirujano general Edward Delgado, el residente de cirugía Marcelo Mion, el profesor agregado de Métodos Cuantitativos Carlos Ketzoian, la profesora agregada de Laboratorio Clínico Ana Barindelli y el profesor titular del Departamento de Emergencia, Fernando Machado.

El estudio fue evaluado y aprobado por el Comité de Ética del Hospital de Clínicas e incluyó de forma prospectiva todos los pacientes que presentaron un evento traumático y fueron asistidos en el Departamento de Emergencia del Hospital de Clínicas durante marzo a agosto de 2017.

En el trabajo, los médicos destacan que existe un vacío de información estadístico de la cantidad de traumatizados y su vinculación con el consumo de alcohol.

La única salvedad que puede hacerse es el reporte parcial de la Unidad Nacional de Seguridad Vial (Unasev) referida a las espirometrías realizadas en el lugar del siniestro. Pero ese reporte de Unasev tiene dos problemas. Uno es que no se mide su correlación con la severidad del trauma y el otro, principal, es que hay un subregistro porque ante la entidad de las lesiones y la urgencia del traslado no es posible hacer la espirometría a la gran mayoría de los traumatizados severos.

“La cifra que aún se maneja de un 7% de espirometrías positivas constituye un subregistro enorme de la realidad y, por lo tanto, un análisis parcial de la incidencia que existe del consumo de alcohol en los siniestros de tránsito”, sostuvo Trostchansky.

Los siniestros de tránsito son la primera causa de muerte en menores de 35 años, destacan los médicos en el trabajo, y agregan que se trata de una verdadera epidemia, un verdadero problema de salud pública.