Personas con discapacidad y adultos mayores: sin derecho al voto garantizado

En los últimos días varias personas denunciaron que no pueden votar en las elecciones internas porque los centros de votación no tienen accesibilidad. “A nadie se le ocurre que las personas con discapacidad tenemos derecho a votar”, dijo a No Toquen Nada Fiorella Buzeta, que encabeza la lista por Montevideo del Movimiento 764 del Frente Amplio.

Actualizado: 27 de junio de 2019 —  Por: Redacción 180

Personas con discapacidad y adultos mayores: sin derecho al voto garantizado

adhoc©JavierCalvelo

Fiorella Buzeta necesita una silla de ruedas para desplazarse desde los 12 años. En estas elecciones internas ella encabeza la lista por Montevideo del Movimiento 764 del Frente Amplio. Hace algunos días denunció en sus redes sociales que el circuito en el que le toca votar no es accesible y replicó la denuncia de otras personas que están en la misma situación, entre ellas, Rafael Ponce De León. “Me sentí identificada, todas las personas con discapacidad estamos pasando por la misma situación, a nadie se le ocurre que las personas con discapacidad tenemos derecho a votar, a expresarnos y sobre todo en el ámbito político, que nos va a definir para dónde vamos y cuáles son los derechos que vamos a seguir poniendo sobre la mesa, por eso también decidí encabezar esta lista”, dijo Buzeta.

"A nadie se le ocurre que las personas con discapacidad tenemos derecho a votar, a expresarnos y sobre todo en el ámbito político, que nos va a definir para dónde vamos y cuáles son los derechos que vamos a seguir poniendo sobre la mesa".
—Fiorella Buzeta.

La denuncia que compartió Buzeta fue realizada por Rafael Ponce de León, que sufre de Esclerosis Lateral Amiotrófica, una enfermedad neurodegenerativa crónica y progresiva, que afecta las neuronas motoras y que no tiene, a la fecha, posibilidad de cura. “Actualmente tengo inmovilizados los miembros superiores e inferiores, no puedo hablar, y sólo puedo alimentarme a través de una sonda gástrica. Estas líneas las escribo a través de un dispositivo, adherido a la computadora, que me permite comunicarme, vía rayos infrarrojos, a través del movimiento de los ojos (…) Una vez publicados los circuitos electorales, grande fue mi satisfacción al comprobar que me tocaba votar en el mismo local de siempre, una escuela técnica del barrio de la Aguada, barrio de mi niñez y juventud, del cual nunca quise hacer traslado de credencial, para no privarme del reencuentro de viejos compañeros de la escuela y liceo del barrio. Pero la algarabía me duró poco, al comprobar que la escuela contaba con dos escalones en la entrada, que harían imposible el pasaje de la silla (pesa 200 kilos) amén de una escalera que comunica con el piso superior, si superado el primer obstáculo, no me tocara votar en la planta baja”, escribió Rafael, según la carta que fue difundida por Florencia.

“A mí por suerte mi familia y amigos me ayudaron a sortear las dificultades, pero no todos tienen a alguien y no en todos los casos se puede hacer. Nosotros podemos ponerle voz, lo estamos manifestando para que las cosas cambien, pero esto tiene que ser asegurado desde otro lado, es un problema político, no de la persona. Tiene que haber un sistema que asegure el derecho al voto a las personas en situación de discapacidad y a otras minorías. Somos un país sumamente avejentado. Una compañera me dijo que la abuela no iba a ir a votar porque el circuito no era accesible”, sostuvo Buzeta.

"Tiene que haber un sistema que asegure el derecho al voto a las personas en situación de discapacidad y a otras minorías. Somos un país sumamente avejentado. Una compañera me dijo que la abuela no iba a ir a votar porque el circuito no era accesible”.
—Fiorella Buzeta.

Buzeta dijo también que este no es un hecho aislado para las personas con discapacidad, porque hay muchos derechos vulnerados en educación, salud y trabajo. “Nos estamos dando cuenta ahora, pero esto quiere decir que mucha gente se ha quedado sin votar, porque la discapacidad no nació con esta elección. Falta poner el tema sobre la mesa, visibilizarlo, cómo no se nos ocurrió antes que esto pasaba, antes nadie ponía el tema. La accesibilidad es más democracia y es inclusión para toda la sociedad, no solo las personas con discapacidad, que no somos pocos igual, somos el 15%, y que además le implica a otras personas que te tengan que acompañar. Pero son muchos más los uruguayos involucrados, también están los adultos mayores, si habrá que hacer cambios en el transporte, en acceso a la salud para ellos también”, dijo.

Buzeta contó que están en contacto con la Corte Electoral y tienen claro que para estas elecciones no habrá solución porque no dan los tiempos. Por eso hay un grupo que estará disponible para aquellas personas que no tengan posibilidad de votar, que podrá contactarse por celular (098123832). “Nosotros estamos generando una barra de apoyo y con algunos compañeros, cuando nos digan que no pueden votar, vamos a ir a los casos particulares a ayudar, pero eso no es una respuesta al derecho al voto. Es una respuesta de gente que nos movemos y que estamos conscientes de que esto es un derecho para todos, pero esto tiene que verse desde la Corte y que se asegure un voto consciente y accesible para todos”, explicó.