Mujica reclamó lograr una fórmula paritaria pero advirtió por el “griterío feminista”

El expresidente José Mujica lamentó en DobleClick, de DelSol, la discusión pública que se está dando en torno a quién acompañará a Daniel Martínez en la fórmula del Frente Amplio. Además advirtió sobre el “griterío feminista”.

Actualizado: 04 de julio de 2019 —  Por: Redacción 180

Mujica reclamó lograr una fórmula paritaria pero advirtió por el “griterío feminista”

Santiago Mazzarovich / adhocFOTOS

Mujica afirmó que quyien debe resolver y tiene la última palabra en cuanto a su compañera de fórmula es Daniel Martínez. Agregó que le parece “excesiva” la publicidad que está teniendo la discusión.

La discusión sobre la fórmula del Frente Amplio para las elecciones de octubre ha motivado varias reuniones de Martínez con los distintos sectores de la coalición en los últimos días. En ese contexto, el MPP emitipó un comunicado en el que respaldaba a Carolina Cosse pero habría la posibilidad de que fuera otra persona si el candidato así lo quería.

“Queremos dejar claro que respaldamos a Carolina y por otro lado respetamos una tradición: el candidato electo en última instancia es el que tiene la palabra decisiva”, dijo Mujica en DobleClick.

El expresidente recordó que cuando se acordó que la fórmula fuera paritaria se advirtió que eso podría traer problemas. “Muy bien podrían ser dos mujeres, no sé por qué tiene que ser paritaria. Pueden ser dos mujeres o dos hombres”, afirmó Mujica.

Sin embargo, ratificó que “al haberlo acordado, ahora hay que cumplirlo. Pero cuando se discutió nosotros lo planteamos con claridad y quedamos en minoría y acatamos. Han surgido posiciones de querer cambiar esto, nos parece que no, que no se puede cambiar. Ahora estamos obligados a cumplir lo que hemos decidido”.

“La decisión está y hay que cumplirla”, sentenció.

"Griterío feminista"

Mujica también fue consultado sobre una frase suya que generó polémica en los últimos días: “este asunto de la mujer...”

“Lo he dicho hasta el cansancio hay que abrir puertas a la inclusión de la mujer. No solo porque tiene obvios derechos, es que estamos posponiendo un capital en un país pequeño de la mitad de la población. Nos estamos perdiendo por este machismo obtuso que tenemos la capacidad real de montones de dirigentes que seguramente hay en la masa femenina que compone este país. No solo hay una cuestión de derechos, acá hay una cuestión de conveniencia. Estamos jugando con la mitad del cuadro”, dijo.

Y luego respondió a las críticas que le llegaron desde sectores feministas y recordó que la vicepresidenta de la República (y primera presidenta, Lucía Topolansky), la primera senadora (Patrici Ayala) y una presidenta de la Cámara de Diputados (Ivonne Pasada) pertenecen al MPP.

“Una cosa es el feminismo bla, bla, bla y otra cosa la práctica, abrirles la puerta”, afirmó.

“Es muy superficial cierto griterío feminista que no pone la carne en la parrilla. Hay un feminismo que hay que aplicar en los barrios pobres, acompañar a las mujeres que quedan solas, que tienen problemas de vivienda porque los hombres disparan dentro de la pobreza. Ahí hay un foco y no veo la actitud feminista de romperse el alma trabajando y ayudando a esas mujeres que pagan por un lado por ser mujer y por otro por ser pobre. Es la peor desgracia que hay en mi país. Me duele mucho que las propias mujeres con capacidad se olviden de mujeres que están sumergidas en las peores condiciones”, señaló el expresidente.

Y concluyó: “Estas cosas no se arreglan con críticas o con griterío. Se arreglan con militancia, comprometiéndose en los hechos. No es cuestión de pintar letreros es cuestión de compartir con la gente”.

Noticias relacionadas