“La idea es generar información y estrategias que sirvan para que la gente coma mejor”

“Sabores Andantes” es el nombre de una serie de encuentros de cocina que rompen el molde habitual de los talleres, y que tienen como objetivo que la gente se dé cuenta que todos pueden cocinar y disfrutar de esa tarea.

Actualizado: 07 de diciembre de 2019 —  Por: Redacción 180

“La idea es generar información y estrategias que sirvan para que la gente coma mejor”

Facebook - Sabores Andantes (Todos los derechos reservados)

Según explican en su página de Facebook, “Sabores Andantes. Encuentros interactivos” son “talleres interactivos de cocina gratuitos que tienen como objetivo fomentar la preparación casera de alimentos”. Es un proyecto impulsado por el Núcleo Interdisciplinario de Alimentación y Bienestar de la Udelar, que cuenta por la participación del Instituto Nacional de Alimentación (INDA).

“Son encuentros de cocina que se hacen con diferentes participantes, y que son talleres interactivos donde se pone lo lúdico, lo placentero y lo experiencial sobre la mesa cuando se trata de preparar y cocinar alimentos”, comentó en No toquen nada Agustina Vitola, antropóloga y una de las responsables de “Sabores Andantes”.

Vitola indicó que el taller “rompe con los estereotipos” de las clases habituales de cocina donde hay un referente que imparte conocimiento al grupo. En este caso, ella y Vanessa Gugliucci son las talleristas pero no tienen experiencia profesional en cocina. “Lo que se intenta es que el conocimiento que todos los participantes traen se ponga sobre la mesa y del intercambio de ese conocimiento, que a veces es más y a veces menos, salgan los resultados que, como se ven en el libro, son muy lindos”, añadió.

El libro al que refiere es una recopilación de algunas recetas que surgieron en los talleres, y que se consigue en los propios encuentros, o se puede descargar en formato digital desde su página de Facebook.

Gastón Ares, ingeniero de alimentos y coordinador del Núcleo Interdisciplinario Alimentación y Bienestar, dijo en No toquen nada que “la idea es generar información y estrategias que sirvan para que la gente coma mejor”. Dijo que han detectado que la gente cocina menos que antes y está más orientada a consumir productos “que muchas veces se venden como que son iguales a los hechos en casa y no lo son”, por lo que buscan romper con esa barrera.

Para ello, buscan incentivar a las personas que participan a cocinar y que “no necesitás una receta estándar ni ser un MasterCheff para cocinar sino que, en realidad, todos sabemos cocinar y todos somos creativos para lograrlo”.

Vanessa Gugliucci, nutricionista y co-tallerista junto con Vitola, dijo en No toquen nada que la primera convocatoria para los talleres se hizo a través de Facebook en 2018 y que funcionan en el aula móvil de Cocina Uruguay. También dijo que a lo largo de 2019 trabajaron con distintos participantes que fueron surgiendo a través de la demanda de distintas instituciones que se enteraron del proyecto y solicitaban poder ser parte.

La cocina en la práctica

Vitola dijo que la primera convocatoria tenía un tono que decía: “te gustaría cocinar más y no sabés cómo”, apuntado a gente tiene el interés por hacerlo pero que se sentían incómodos en esa área.

Buscaron no partir de recetas preestablecidas, bajo la idea de “cocinar con lo que tenés”. “Durante la investigación que hicimos antes de arrancar y de diseñar estas dinámicas, veíamos que todo el consumo de ultra procesados y la disponibilidad de este tipo de productos no solamente cambió la forma en que nos alimentamos, sino también la forma que cocinamos”, añadió Vitola.

También hablaron de la importancia de la confianza para lanzarse a cocinar y su relación con las habilidades culinarias. Ares dijo que hay investigaciones que prueban que cuando una persona tiene más habilidades (obtenidas en el día a día) para cocinar a partir de lo que tiene disponible, la orienta a cocinar de forma más sana. “Pasa mucho por la motivación y por la confianza de decir ‘yo sé cocinar y puedo agarrar esto que tengo acá disponible, y preparar algo que esté bueno, que me guste’”, añadió.

Ares también destacó la importancia de tener diversidad de participantes en los talleres. “Tenemos gente que era genial cocinando todo lo que te imagines, como una ama de casa que hacía cosas espectaculares, como panes o pastas, hasta gente que pasaba por la cocina y miraba para otro lado porque no quería acercarse. Se trata de romper esa barrera y demostrarle a la gente que cualquiera sabe cocinar, que todos podemos ser creativos en esto de que si piensás en tres ingredientes se te va a ocurrir cómo combinarlos de una forma que quede bien y, sobre todo, nutrirte del otro”, mencionó.