Promotores de la construcción celebran que desaparezcan topes en vivienda promovida

El nuevo decreto incluye dentro de las viviendas promovidas a los monoambientes, elimina topes de venta y alquiler, y también elimina el tope de cantidad de viviendas por proyecto.

Actualizado: 28 de abril de 2020 —  Por: Redacción 180

Promotores de la construcción celebran que desaparezcan topes en vivienda promovida

Javier Calvelo / adhocFOTOS

La Asociación de Promotores Privados de la Construcción del Uruguay celebró el decreto que modifica la Ley de Vivienda Promovida. Para Aníbal Durán, gerente ejecutivo de esa gremial, estas modificaciones van a implicar que se vuelvan a presentar masivamente proyectos de vivienda promovida.

Durán criticó los topes que se habían puesto y que se eliminan ahora con el nuevo decreto.

“Por ejemplo en un proyecto de 100 unidades, a 10 había que entregárselas al Ministerio de Vivienda por debajo del costo. El Ministerio de Vivienda fijaba una precio y se la entregaba a su gente, a la gente que estuviera anotada, por debajo del costo. Entonces al promotor no le daban los números”, afirmó.

El promotor consideró que los números no cerraban porque los costos “han subido mucho, los operarios ganan bien”.

“La prueba más palmaria es que se retrajeron los proyectos. Los promotores tienen terrenos comprados y se quedaron quietitos. Y vas a ver ahora con la nueva reglamentación y el nuevo decreto como van a salir nuevos proyectos. Nos llaman a diario los promotores buscando, preguntando, hurgando, sabedores de que van a salir de vuelta”, dijo Durán.

La ley de Vivienda de Interés Social, aprobada en agosto de 2011, se reglamentó unos meses después, en octubre. Luego tuvo dos grandes modificaciones, en 2014 y en 2017. Estas correcciones buscaban impactar en resultados que la ley no había obtenido. Uno de los puntos fue que la ley no logró bajar los precios de venta de las viviendas. Quizá lo más simbólico es que dejó de llamarse “de vivienda de interés social” y pasó a ser “de vivienda promovida”.

La reglamentación de 2014 impuso que el 25% de las viviendas construidas en este régimen tenían un tope de precio que establecía el Ministerio de Vivienda y esas viviendas se le vendían con un tope de precio. Luego, en la reglamentación del 2017 pasó a ser del 10% en Montevideo y 20% en el interior.

A partir de ahora estos topes dejaron de existir.

La nueva normativa establece que se incluirán los monoambientes dentro del régimen, estaban permitidos hasta el 10% de las unidades, pero no eran promovidos. Ahora el límite pasa a ser 25% y quedan incluidos en el régimen de promoción.

La nueva reglamentación también elimina el tope del 50% de las viviendas de un solo dormitorio respecto al total de las unidades.

Para Durán, estos son los tipos de unidades (un dormitorio y monoambientes) son más demandadas del mercado.

“Lo que demanda el público, y nadie lo sabe más que los promotores que son los que invierten y construyen, son unidades chicas, monoambientes o de un dormitorio. Entonces este 25% en un proyecto de monoambientes que son promovidos viene espectacular. Y te acoto algo complementando esto, en la normativa anterior, en un proyecto edilicio, se podía hacer unidades de un dormitorio hasta el 50% del edificio. Esto tampoco nos parecía buena cosa porque la gente quiere monoambientes o de un dormitorio. Logramos mediante la propuesta que le hicimos al presidente que ese 50% desapareciera y que el promotor hiciera lo que quisiera. Ergo, ahora pueden hacer un edificio entero de un dormitorio cosa que antes estaba impedida”, afirmó.