Ballet y Coro en la nueva normalidad: el desafío de bailar sin contacto y cantar con mampara

El Ballet del Sodre retoma la actividad pero los bailarines no podrán tener contacto físico para respetar el protocolo sanitario.

Actualizado: 28 de agosto de 2020 —  Por: Redacción 180

Ballet y Coro en la nueva normalidad: el desafío de bailar sin contacto y cantar con mampara

Pablo PORCIUNCULA / AFP

No toquen nada habló con el director del ballet sobre esta dificultad. También con el director del coro, que la tuvo más fácil, pero igual tuvo que usar el ingenio.

El Auditorio Nacional del Sodre fue el primer teatro en toda América en reabrir sus puertas al público tras el covid. Fue el 6 de agosto con una gala del Coro Nacional. El ballet retoma la actividad con público este viernes 28.

Ambos cuerpos artísticos tuvieron que adaptarse a los protocolos anti covi-19.

Durante los meses de actividades presenciales suspendidas en el Auditorio Nacional del Sodre, el BNS presentó un ciclo de microobras titulado “Seguimos con vos”, que consistía en videos cortos en los que un bailarín del elenco interpretaba (solo) el fragmento de una obra de ballet. Estos videos están disponibles en YouTube y en las redes del BNS.

Ahora retoman con el ciclo “Volvemos con vos”. Este ciclo es presencial, pero también tendrá un formato que evite el contacto entre bailarines. Igor Yebra dijo a No toquen nada que están intentando flexibilizar los protocolos para que pueda haber interacción en escena, pero mientras tanto, deben adaptarse.

“Para una compañía clásica son normas que entrañan una gran dificultad. Mantener unos dos metros, no poder tocarse en cualquier obra de repertorio en la que sabemos que lo fuerte es un cuerpo de baile grande y homogéneo, pues no lo puedes hacer. Y pasos a dos, en los cuales existe todo ese romanticismo y esa técnica a ejecutar, tampoco los puedes hacer”, dijo Yebra.

Al mismo tiempo, destacó, “todo lo que trae una dificultad, trae una oportunidad para buscar nuevos caminos y explorarlos. Ponerse a trabajar y romperse la cabeza en cómo se puede hacer un espectáculo teatral y que el público se lo pase bien que creo que es lo que hemos conseguido con esta gala”.

Además, las funciones no serán en el Auditorio Nacional sino el Nelly Goitiño, en 18 de Julio y Río Branco.

El Coro

El primer cuerpo artístico del Auditorio Nacional del Sodre que volvió a la actividad con público fue el Coro Nacional. Y si bien en este caso evitar el contacto entre el elenco es más fácil, tuvo que aplicar varias adaptaciones.

El Coro se tuvo que dividir en tres subgrupos de hasta 22 cantantes, para poder respetar la distancia de dos metros entre ellos tanto en las funciones como en los ensayos. Además, deben utilizar una mampara para frenar la gotícula que se emite al cantar.

Esteban Louise, director del Coro Nacional del Sodre, explicó qué generó este protocolo en el coro.

“Esto nos implicó tener que reformularnos completamente, cambiar el repertorio. Buscar un reportorio más de cámara para poder funcionar, subdividir el Coro en tres grupos rotativos para los ensayos y también para los conciertos que vamos teniendo”, explicó.

“Se han ensayado muchas obras preciosas para este tipo de formaciones que muchas veces no abordábamos por ser un coro bastante más grande. Se abrió también posibilidades por ese lado”, agregó.

Entre esas posibilidades, Louise destacó el “explorar sonoridades más íntimas, pulir el empaste, cantar a capela y sumarle las distancias y las mamparas. La mampara lo que hace es que a cada cantante le confiere una responsabilidad mucho mejor que estar inmerso en una cuerda de 20 personas que cantan lo mismo. La concentración que se genera en el grupo es superior”.

Esteban Louise está muy conforme con estos tres primeros conciertos en la nueva normalidad. Además, van a ser el primer cuerpo artístico en salir al interior, con tres conciertos confirmados entre setiembre y octubre. La primera de ellas será en Paso de los Toros, el 13 de setiembre.

Con base en un informe de Nadia Piedra Cueva.