Uruguay aumentó 400% el gasto científico

Uruguay pasó de gastar 40 millones de dólares anuales en políticas científico-tecnológicas a 143 millones de dólares en seis años. Esto tomando como referencia el periodo 2004-2010, según dijo Rodolfo Silveira, presidente de la Agencia Nacional de Investigación e Innovación (ANII). Unas 262 empresas han recibido dinero para subsidio de sus proyectos innovadores.

Actualizado: 23 de Setiembre de 2011 | Por: Redacción 180

Uruguay aumentó 400% el gasto científico

Sin datos (Todos los derechos reservados)

El responsable de ANII habló ayer en el lanzamiento del Foro de Innovación de las Américas 2011, que se desarrollará en el centro de exposiciones del LATU entre el 20 y el 22 de noviembre.

Silveira destacó que este era un aumento del 400%, algo que es muy difícil de conseguir en el mundo. “Esto implica que hay una fuerte voluntad en el gobierno en tener este tipo de políticas que están destinadas a los uruguayos. Es una apuesta al futuro y en lo que hace a proyectos concretos, unas 262 empresas han recibido dinero para subsidio de sus proyectos innovadores. Tenemos algunos de ellos muy exitosos y muchos que no han alcanzado el éxito, pero eso no significa que fracasan, si no que hay tenido lecciones aprendidas de lo que es ser innovador”, expresó.

Es importante aclarar que de ese total de 143 millones de dólares invertidos en políticas científico-tecnológicas, la ANII maneja 25 millones que son los que usa para financiar proyectos. La ANII cuenta con un Gabinete de la Innovación que marca las políticas y las prioridades que el Gobierno tiene para destinar el dinero.

Silveira destacó la cualidad de Uruguay como país pequeño y dijo que eso lo hace ideal para estudios piloto o estudios prototipo. Puso como ejemplo al Plan Ceibal y también se refirió a un plan de televisión digital interactivo, en el que se está trabajando, y que aspira cubrir todo el territorio en 2016. “Probablemente se va a cubrir el 100% del territorio con televisión digital interactiva, por su tamaño y eso no es menor. Uruguay aprovechó poco esa ventaja y la tiene que aprovechar más para que sea una ventaja competitiva. Es un lugar ideal para que este modelo de primera línea, que en algunos países europeos es difícil de aplicar, acá se puedan hacer”, señaló.