Porsaleu inaugura residencia para pacientes del interior

La fundación Porsaleu inauguró el viernes 25 de noviembre una residencia para alojar a los pacientes hemato-oncológicos (personas con enfermedades de la sangre y los ganglios como leucemias, mielomas o linfomas) que se atienden en el Hospital Maciel.

Actualizado: 29 de Noviembre de 2011 | Por: Redacción 180

Porsaleu inaugura residencia para pacientes del interior

Sin datos (Todos los derechos reservados)

El 50% de estos pacientes son del interior del país o de Montevideo rural, y el Maciel es el único centro de Salud Pública en el país que atiende este tipo de enfermedades en mayores de 14 años.

Sofía Susanich, integrante de la comisión de Porsaleu, contó al programa No Toquen Nada, de Océano FM, que la idea de esta residencia surgió como una forma de solucionar la situación de aquellos pacientes del interior que no requieren de internación las 24 horas pero que deben ir periódicamente al hospital, y no tienen un lugar cercano en donde quedarse.

Además, los internados del interior vienen muchas veces con sus familiares para que los acompañen en momentos difíciles, y estos parientes también podrán quedarse en la residencia.

Susanich resalta la importancia de que los familiares acompañen al paciente durante el tratamiento, y en parte por ello es que desde su creación, hace 10 años, Porsaleu ayuda a estos pacientes hemato-oncológicos con el alojamiento y el acompañamiento mientras están en Montevideo.

Susanich contó que pudieron inaugurar esa residencia porque la Intendencia de Montevideo les cedió un inmueble que estaba a punto de derrumbarse (en Buenos Aires y Misiones) y que con mucho esfuerzo pudieron reconstruirlo.

La residencia cuenta con ocho habitaciones con dos camas cada una y baño privado. También tiene un estar colectivo, con comedor grande y la ventaja de estar cerca del Maciel (Buenos Aires 454 esquina Misiones).

La fundación entiende que con esas ocho habitaciones van a estar cubiertos, porque en la pensión siempre pagaban el alojamiento de tres o cinco personas a la vez. Además, cuenta que tienen la alegría de saber que la residencia ofrece todas las condiciones necesarias para que pacientes y familiares puedan estar cómodos y con sus necesidades atendidas.

Quien deriva a los usuarios a la residencia es el Hospital Maciel. Médicos o nurses de Hematología del hospital les indican a los dos encargados que coordinan con la fundación quiénes son las personas que se deben presentar con un ticket en la residencia.

Los usuarios de la residencia también tendrán acompañamiento emocional. Por ejemplo, la fundación cuenta con psicólogos que trabajan de forma honoraria.

Sin embargo, Susanich destacó que en este sentido el mejor acompañamiento emocional es el que hacen las personas que superaron la enfermedad y que hoy trabajan con la fundación. Estas personas conocen la experiencia que está atravesando el paciente y pueden contenerlo y acompañarlo de una mejor manera.

Porsaleu es una fundación que se mantiene con el aporte de privados. También realizan rifas, desfiles y otro tipo de eventos para recaudar fondos.

La residencia se levantó con esos aportes y además hay un piso de dinero guardado para invertir en los gastos de la casa.