Blatter y Alemania cruzan acusaciones por soborno

El presidente de la FIIFA, Joseph Blatter, dijo que “constató” el soborno que pagó la Federación Alemana de Fútbol para organizar el Mundial 2006. Los alemanes salieron al cruce y le pegaron duro.

Actualizado: 16 de Julio de 2012 | Por: Redacción 180

Blatter y Alemania cruzan acusaciones por soborno

Sin datos (Todos los derechos reservados)

"Mundiales comprados... Eso me recuerda al de 2006, cuando en el último momento alguien abandonó la habitación. Y así, en vez de un 10-10 en la votación pasamos a un 10-9 para Alemania", dijo Blatter el domingo al diario suizo Blick.

"Yo estoy contento porque no tuve que dar mi voto de calidad. Pero bueno, de repente uno se levantó y se fue. Quizá fui yo entonces demasiado bondadoso e inocente", añadió. Ante la pregunta de si creía que la votación fue comprada, respondió: "No, yo no supongo nada. Yo constato".

La reacción alemana no demoró. En la edición del lunes del diario alemán Bild, el jefe del comité organizador del certamen, Franz Beckenbauer, se mostró sorprendido. “No puedo entender las palabras de Blatter. Para empezar se equivoca ya en el resultado de la votación, que ganamos 12-11 y no 10-9". Al presidente de la FIFA también le salió al cruce el secretario general de la Federación Alemana de Fútbol (DFB), Helmut Sandrock, quien dijo que las “insinuaciones nebulosas” carecen de fundamento y tienen “el único objetivo de desviar la atención de lo que está ocurriendo ahora".

La DFB tampoco dejó pasar las declaraciones que hizo Blatter en la web de la FIFA. “No tengo el poder de hacer rendir cuentas a Havelange, sólo el Congreso puede decidir sobre su futuro", declaró. Havelange fue acusado por los tribunales suizos de recibir sobornos por parte de la empresa ISL, que comercializaba los derechos de la mayor instancia del balompié mundial, según documentos dados a conocer el miércoles por la justicia suiza.

El suizo añadió que en el presente dichos pagos son castigados pero cuando Havelange recibió los sobornos había otras leyes y eso no estaba sancionado. "En ese entonces tales pagos podían descontarse como gastos de la empresa e incluso de los impuestos. En la actualidad sería sancionable. El pasado no puede medirse con los patrones actuales, si no, acabaría siendo un juicio de índole moral. De modo que no pude haberme enterado de un delito que no era tal", manifestó.

Wolfgang Niersbach, presidente de la (DFB), se mostró "conmocionado" por la explicación ofrecida por el Blatter. "La reacción del presidente de la FIFA me ha sorprendido, si la gente de la FIFA ha recibido dinero y la respuesta es que no estaba prohibido en ese momento, entonces es que hay mucha diferencia con la DFB", señaló Niersbach, en el marco de una reunión sobre arbitraje en la Bundesliga.