Amado y Radío apoyan con reparos la ley sobre la marihuana

Los diputados Fernando Amado, de Vamos Uruguay, y Daniel Radío, del Partido Independiente, se manifestaron a favor del proyecto de regulación del mercado de la marihuana. Sin embargo, en ambos casos existe la posibilidad de que sus grupos políticos le impidan votar el proyecto en la Cámara por disciplina partidaria.

Actualizado: 14 de Mayo de 2013 | Por: Redacción 180

Amado y Radío apoyan con reparos la ley sobre la marihuana

Sin datos (Todos los derechos reservados)

Los dos legisladores tienen reparos respecto al proyecto de ley pero en general expresaron su acuerdo.

El colorado Fernando Amado dijo a No toquen nada que está acostumbrado a dar peleas en el sector en donde no siempre es mayoría. Agregó que “estos temas no deberían ser de disciplina partidaria pero poco importa lo que yo crea como individuo”, es un equipo y “soy un tipo disciplinado en mi sector”.

Ambos diputados opositores participaron este lunes de una actividad en la que se presentó el trabajo: “100 años de políticas de drogas”, del periodista Guillermo Garat.

Además, Radío, Amado y el senador frenteamplista Luis Gallo participaron de una mesa donde la pregunta disparadora era “¿Qué pierde y qué gana Uruguay con la regulación del mercado de la cannabis?”

En general los expositores coincidieron en que el proyecto de ley que está en la Comisión Especial de Adicciones de la Cámara de Diputados tiene más ventajas que desventajas.

De todas formas, los dos legisladores marcaron sus matices con el proyecto. Radío planteó varias dudas. Una de ellas es que no sea regulado por el Ministerio de Ganadería y Agricultura sino por el Ministerio de Salud Pública para que el centro de gravedad esté en lo sanitario.

Asimismo se preguntó si va a tener un tratamiento privilegiado con respecto a otras sustancias o va a ser similar.

Por su parte Amado planteó sus dudas respecto a la posibilidad de que exista un registro de consumidores que quieran acceder a la marihuana del circuito regulado. “El registro a mí me genera una sensación de violación a la intimidad. Está en tensión con el tema de la libertad individual”. Para el diputado el presentar la cédula ante una oficina pública es exponerse a una situación que los que fuman tabaco o alcohol no lo tienen que hacer. "Es algo que a mí me choca", concluyó.