¿Qué le pide UPM a Uruguay?

Para una nueva planta de celulosa se necesita mejorar carreteras, la infraestructura ferroviaria y acondicionar el puerto de Montevideo. Los representantes del UPM pusieron sobre la mesa algunos de los problemas logísticos del país.

Actualizado: 15 de Julio de 2016 | Por: Redacción 180

¿Qué le pide UPM a Uruguay?

adhoc©Javier Calvelo

Jaakko Sarantola, vicepresidente senior de Desarrollo de negocios para UPM en Uruguay, anunció que la empresa iniciará conversaciones con el gobierno para construir una segunda planta de UPM en el país. Esta nueva fábrica será más grande que la que ya tiene en Fray Bentos.

Estará en la cuenca del Río Negro, aunque Saratola aclaró que todavía no hay ninguna decisión de inversión tomada porque antes se deben cumplir varias etapas. Entre las primeras está contar con una infraestructura adecuada, que será responsabilidad del Estado.

UPM estima que Uruguay podría responder al crecimiento de la demanda de fibras de celulosa, que continuará en el largo plazo. La empresa pronostica que hacia el final de la década del 2020 la demanda global de celulosa kraft blanqueada aumente aproximadamente unos 20 millones de toneladas.

El puerto y el ferrocarril son dos mejoras necesarias para UPM. “Un puerto con profundidad adecuada para barcos transoceánicos será indispensable”, dijo Sarantola.

La planta de UPM que funciona en Fray Bentos trabaja con el puerto de Nueva Palmira. Allí los barcos se cargan hasta la mitad y luego se completan en Brasil para ir a China o Europa. En esta nueva planta UPM pretende que los barcos se carguen completos en Montevideo, donde está el único puerto de aguas profundas con el que está pensada esta inversión.

El presidente Tabaré Vázquez dijo que el puerto de Montevideo necesita una inversión de 85 millones de dólares y agregó que UPM está dispuesto a participar en la financiación.

Además, para transportar la carga será necesario contar con el ferrocarril. Actualmente, en Fray Bentos ingresan unos 400 camiones por día con madera a la empresa.

“Estas plantas están diseñadas para operar las 24 horas, los 365 días del año. La caminería interna hacia la fábrica debe poder utilizarse ante cualquier situación climática y para la salida se requiere el ferrocarril, que es el método más seguro y eficiente”, explicó Sarantola.

Los representantes de UPM aclararon que sería una inversión significativa, pero agregaron que es prematuro hablar de números. Sin embargo, el presidente Vázquez habló de una inversión que rondaría los 5.000 millones de dólares.

Otro punto clave que estará en las conversaciones es el régimen de inversión. El presidente dijo que UPM pretende unificar el régimen de la planta de Fray Bentos con esta nueva fábrica y que ambas funcionen en zona franca.

“UPM está en Uruguay hace más de 25 años, con un impacto muy importante en las exportaciones. El régimen de zona franca ha sido bueno para el Uruguay y será uno de los a conversar con el gobierno”, sostuvo el representante de la empresa.

La demanda de infraestructura de la planta de Fray Bentos tiene 10 años. Javier Solari, gerente general de UPM Forestal Oriental, habló de la respuesta que tuvieron hasta ahora.

“En las rutas 2, 3 y 24 hubo un mantenimiento. En la 24 se incorporó la tecnología del whitetopping, esto permitió que el tránsito del litoral que confluye en nuestra planta y la de nuestros competidores sea reforzado. En las caminerías vecinales que responde a las intendencias se desarrollaron muchos convenios que permitieron el normal funcionamiento, a pesar de climas complejos. No podemos desconocer que hubo un aumento del tráfico enorme y que eso generó una mayor demanda de mantenimiento”, sostuvo.

Noticias relacionadas