Enseña Uruguay, compromiso e innovación para que “la clase valga la pena”

Enseña Uruguay llama a profesionales y estudiantes universitarios a sumarse a su programa para dar clases en liceos de contexto vulnerable, ayudando a reducir la cantidad de horas docente que quedan sin elegirse cada año. Este año apelan al involucramiento de la sociedad en la educación y su campaña proclama: “Sos oriental. Sos ilustrado. ¿Vas a ser valiente?”.

Actualizado: 29 de Noviembre de 2016 | Por: Redacción 180

Hasta este miércoles 30 de noviembre hay plazo para que los estudiantes avanzados de carreras universitarias o profesorado, o los profesionales jóvenes que así lo deseen se inscriban en el programa de Enseña Uruguay.

Ésta es una asociación civil sin fines de lucro que busca reducir las brechas educativas ayudando a cubrir las horas docentes que quedan vacantes cada año en secundaria y UTU. Como señala el video de la campaña de este año, en 2015 más de 5.000 horas quedaron sin docentes.

El video también les habla a esos estudiantes y profesionales y les dice: “sos oriental. Sos ilustrado. ¿Vas a ser valiente?”. Sofía Moll, coordinadora de comunicación de Enseña Uruguay, dijo a 180 que esa apelación a que la sociedad se involucre en este problema parte de la creencia de la organización de que “toda la sociedad puede participar y que es responsabilidad de todos”.

“En los sistemas educativos que tienen resultados más exitosos se constata que la sociedad está involucrada y es responsable también de lo que sucede en la educación. Buscábamos eso con ese sentimiento de país, apelar a que todos juntos podemos y debemos hacer algo. También, reconociendo los desafíos que tenemos hoy en día, que es necesario actuar ahora y no seguir esperando”, explicó Moll.

Cómo funciona

Entre todos los postulados (más de 750 para este año y 520 en 2015) se realiza una selección basada en sus habilidades comunicacionales y liderazgo, entre otras. Los que queden seleccionados este año comenzarán con una capacitación intensiva que irá de enero a abril de 2017, mes en el que se integrarán a dar clases al aula.

Moll dijo que la capacitación es continua a lo largo de los dos años que dura el programa para cada profesor, y que incluye la visita al aula de un tutor cada 15 días, el cual analiza qué aspectos hay para mejorar y lograr un mayor impacto en los alumnos.

Los profesores ingresan al sistema educativo formal a través de las listas complementarias, un llamado que las inspecciones de Primaria abren luego que todos los docentes efectivos eligieron sus horarios. Este proceso suele demorar y es el motivo por el que los profesores de Enseña Uruguay comienzan los cursos más tarde que lo habitual.

“Nuestros profesores entran con dos o tres meses de atraso en relación al comienzo de clases, por lo que buscamos que entren con un sentido de urgencia. Los alumnos son chicos que perdieron meses de clase y queremos recuperar ese tiempo, que cada clase valga la pena”, indicó Moll.

La coordinadora de comunicación también contó que los que ingresan en el programa lo hacen con los mismos derechos y obligaciones que cualquier profesor que ya está en el sistema educativo, incluidos los aspectos de salario y tiempos de cobranza.

Otra meta de la organización es que los profesores que terminan el programa de dos años sigan vinculados a la educación, ya sea permaneciendo en la docencia y siendo visitados por un tutor con menos asiduidad que antes, o llevando adelante proyectos, emprendimientos sociales, etc.

Objetivo: comodidad del alumno

Uno de los aspectos que utilizan en la organización para conocer qué recepción tienen los alumnos son test que se realizan dos veces al año. En ellos se les consulta si se sienten cómodos con el profesor, si sienten que están aprendiendo o si son escuchados, entre otros puntos.

Si bien no se hace una sistematización cuantitativa de ese feedback obtenido, Moll dijo que sí lo comparten con las autoridades de Secundaria cuando se reúnen, con el fin de “levantar la voz de los alumnos” y buscar estrategias para mejorar cómo llegarles de la mejor manera.

“Es responsabilidad de nuestros profesores, y de todos los profesores, de motivarlos. Los chicos desertan por desinterés. Si están gritando que esto no es lo que quieren, que no le hallan sentido, está en nosotros poder brindar algo diferente, una oferta educativa que se adecue más a las necesidades de los chicos. Creemos que podemos aportar llevando profesionales a quienes estamos constantemente incentivando a que lleven al aula propuestas innovadoras y que todo el tiempo le estén preguntando al alumno. La mayor fuente de información está en el alumno, simplemente hay que preguntarles”, comentó Moll.

Para más información sobre Enseña Uruguay, se puede ingresar aquí a su sitio web o su página de Facebook.