Olavarría antes y después del toque del Indio

Luciano Moles, periodista de Infoeme Olavarría, contó a No Toquen Nada (DelSol FM) cómo se preparó la ciudad para recibir al Indio Solari y qué pasó en las horas posteriores al toque.

Actualizado: 13 de Marzo de 2017 | Por: Redacción 180

Olavarría antes y después del toque del Indio

Olavarría invadida por el público del Indio Solari

Moles es de Olavarría, estuvo en el recital del Indio y recorrió la ciudad luego del toque. En diálogo con No Toquen Nada contó que todavía hay gente en la ciudad, unas 300 personas. Algunos estaban en la terminal para regresar a su casa y otros se alojan en la Escuela de Salud de la ciudad. Las razones por las que se quedaron son diferentes, desde incomunicados que perdieron o les robaron sus documentos hasta otros que llegaron a Olavarría sin nada y quedaron varados.

Moles contó que en la semana previa al toque, la producción dio una conferencia en la que alertó a la gente local porque se había comprado gran cantidad de bebida y comida. En ese momento dijeron que se habían vendido 80.000 entradas y que esperaban 200.000. “El operativo estaba preparado para la mitad de la gente que vino, Olavarría es una ciudad de 120.000 habitantes, se reforzó con fuerzas policiales de las ciudades vecinas como Tandil que ya tenía experiencia en toques del Indio. También en salud hubo refuerzos de la Provincia de Buenos Aires”, dijo.

El periodista ingreso al recital una hora y media antes del inicio y no le cortaron la entrada. “Una hora después, antes de empezar, se levantó todo tipo de seguridad y fue un descontrol. Se habló de 400.000 personas dentro del recital, cuando el Indio estaba cantando Jijiji, que es la canción final, seguía entrando gente. Había una sola salida habilitada al final, cuando terminó hubo gente que rompió las vallas y otros saltaron por arriba de los baños para poder salir”, explicó.