Recuperan documental olvidado de los años 40 sobre Paysandú

El proyecto de la Universidad Católica, Cine Casero, recuperó y digitalizó una película documental llamada “Paysandú: bella y heroica ciudad del litoral”, filmada en los años 40 y que no se exhibió más desde su estreno.

Actualizado: 25 de febrero de 2018 | Por: Redacción 180

Recuperan documental olvidado de los años 40 sobre Paysandú

Fotograma de la película (Difusión 'Cine Casero')

Revisando aquella sala repleta de películas de 16 y 35 mm, casetes de VHS y otros soportes, se toparon con ocho latas etiquetadas de forma simple y directa: “Paysandú”. La habitación estaba siendo desarmada tras el fallecimiento de su propietario, Nilser Viazzo, extrabajador de medios de comunicación de Montevideo, y así el grupo Cine Casero se hizo del material.

Este proyecto pertenece a la Universidad Católica y persigue la recuperación de películas uruguayas producidas fuera de un contexto profesional o industrial. Se centra en cintas de producción familiar, películas informativas o documentales como los que se veían en los cines, clubes y centros culturales en la primera mitad del siglo XX.

La que consiguieron volver a traer a luz en esta oportunidad es un documental que muestra distintos personajes, rincones y comercios (algunos cerrados hace años) de la ciudad de Paysandú y alrededores en los años 40.

(Fotograma de la película)

Sin ningún vínculo con la ciudad de Paysandú entre sus miembros, los integrantes de Cine Casero comenzaron a investigar la película, careciendo de más información que la etiqueta de las latas, leyendo prensa antigua y bibliografía, pero pronto entendieron que necesitaban el apoyo de los locales de aquella zona.

“En un momento dijimos que eran las personas de Paysandú las que nos tenían que ayudar a investigar el contenido de la película, a dar el primer paso, reconocer los lugares, la gente y las fechas”, dijo a 180 Julieta Keldjián, coordinadora del Archivo Audiovisual de la Universidad Católica. Las latas no tenían ninguna nota dentro, las imágenes no mostraban créditos y el único dato que tenían era que había sido producido por Cineson, un estudio que ya no existe.

Las autoridades municipales fueron el primer vínculo con la ciudad del litoral y luego se sumaron muchos vecinos a partir de talleres realizados por el grupo. Allí, gracias a los apuntes de los sanduceros, se logró establecer que la película tuvo que ser realizada entre 1942 y 1945, así como se consiguió reconocer a muchos de los que aparecen.

Keldjián contó que la recepción por parte de los pobladores de dicha ciudad fue “alucinante” y que les sorprendió el interés que mostraron los más pequeños. “Los mayores obviamente se interesaron mucho porque en numerosos casos fueron protagonistas, se reconocieron en la película y a sus conocidos, pero lo de los niños fue muy fuerte. Si bien no podían aportar información concreta, aportaron lo que en los estudios sobre el patrimonio se llaman datos para la valoración, es decir, por qué esto es importante, qué cosas de una comunidad están reflejadas en la imagen. No solo los adultos sino los más chicos también se emocionaron mucho”, comentó.

(Foto: Difusión Cine Casero - Julieta Keldjián)

Cuando se completó la digitalización, se hizo una proyección pública con el sistema de Efecto cine, el pasado mes de diciembre en el Balneario Municipal de Paysandú, uno de los últimos lugares retratados en el filme.

De Paysandú y para Paysandú

“Hicimos esto un poco también con la intención de que la propia comunidad de Paysandú se apropiara de la película, es decir, decirles: ‘es de ustedes, ahora les toca cuidarla, difundirla o tratar de que no se olvide’”, comentó Keldjián.

Además de las proyecciones que se realizaron en la sala de cine del diario local, El Telégrafo, que vio desbordada su capacidad, otra repercusión interesante que recibieron fue que a través de Facebook aparecieron muchos sanduceros que viven en el exterior intentando ver las imágenes. “Apareció el departamento 20, personas que son de Paysandú, están en el mundo y que siguen al país por las redes. A una persona que no podía trasladarse le mandamos una copia en privado e identifico a su abuelo, a sus tías, fue muy fuerte para ellos”, dijo la coordinadora.

La idea del grupo es subirlo completo a la web para que pueda ser disfrutado libremente, pero están esperando a averiguar los datos sobre la autoría de la película para saber si pueden compartirlo sin afectar derechos de autor.

Además, gracias a este hallazgo, se enteraron por el contenido de la propia película que existe una similar que describe a la ciudad de Salto, y que el grupo ya se propuso rastrear para intentar repetir el camino.

Cine Casero realizó también un documental con el detrás de cámaras, testimonios de personas de la ciudad, allegados a los que aparecen en el filme y otros aspectos del proceso de recuperación. Este puede verse a continuación: