180.com.uy

17 de abril de 2014

Cielo parcialmente cubierto. Máxima de 20 C. Vientos del SO de 10 a 15 km/h.

23° Nublado

máx. 21° | min. 14°+ más info

Cotizaciones

Cultura

Veredas para cabizbajos en la Ciudad Vieja
Escucha el texto Escucha el texto

“¿Quién coloca las baldosas de colores que hay en las veredas de Ciudad Vieja? El director de un museo fue el primero en despertar la curiosidad de 180, que trasladó la consulta a comerciantes, policías y vecinos de la zona. Nadie sabía. Tampoco tenían idea en el Centro Comunal 1 y en la Comisión de Patrimonio. “Debe de ser la línea rosa de Montevideo”, bromeó un funcionario, en alusión a las marcas que supuestamente conducían al Santo Grial y que toma el Código da Vinci. Pero ni santo ni rosa, el misterio de las baldosas de cerámicas se reveló mucho más pagano, aunque no menos curioso.

Publicado el: 24 de febrero de 2009 a las 14:57

Por: María Eugenia Martínez

—Señor, ¿se puede saber qué está haciendo? —pregunta una de las mujeres que trabaja de noche en la seguridad del Correo.

—¡Cómo no! Estoy poniendo una baldosa donde había un agujero. Faltaba una acá, ¿vio?. Y a veces cuando falta una, la gente empieza a levantar las de al lado. Con sólo colocar una, se puede salvar toda una vereda.

— Ah sí. En eso tiene razón, sí. Disculpe pero soy de seguridad y tengo que saber qué hace acá.

—Está muy bien. Yo le estoy contando. ¡Y que conste que lo hago gratis, eh! ¿Le gusta esta?

— Está linda sí. Disculpe que le haya preguntado pero es mi trabajo.

La señora se retira para informar del diálogo a su compañero de tareas, que la espera en la puerta. Seguramente se queden hablando de ese hombre que sale por el barrio con dos baldes negros, unas cuantas herramientas y una pila de cerámicas de colores.

“Anoche puse cuatro juntas en Rincón casi Ituzaingó. Y luego individuales en Juan Carlos Gómez casi Rincón, Rincón y Bartolomé Mitre... También frente al café Irazú. (...) Empecé a innovar poniendo dos pequeñitas en Sarandí esquina Zabala. Lástima que me corté varios dedos y el portland se me ha instalado debajo de la herida y no puedo sacarlo”, cuenta Odín a 180.

Odín no es su nombre de verdad, pero el autor del proyecto baldosero prefiere que su nombre no salga en la prensa. “No quiero entrevistas. De hecho tengo amigos en los medios que me han querido hacer notas, pero no quiero”, dice y explica que la idea lo “atomiza”.

En la noche calurosa, una vecina saca a su perro Toribio al último paseo del día. Y para ella es casi normal encontrarse al “baldosero” del barrio.

— Ya le dije que eso es mucho lujo para acá…

— No se crea. Mire esa de ahí enfrente... Esa ya tiene más de dos semanas y no la han arrancado todavía —responde Odín, que disfruta y provoca todo posible intercambio con la gente.

No es un artista pobre de perfil bajo, como cualquier prejuicioso podía suponer. Es un cincuentón de buena presencia, que está haciendo una tesis de maestría en desarrollo local y que eligió vivir en la Ciudad Vieja después de andar bastante por el mundo. No es un artista "clásico" y tampoco es pobre, aunque lo fue.

Nació en un rancho de La Unión. Como a los 20 años se metió en la Comunidad del Sur. ¿Sabés lo que es, no?, pregunta. Y contesta solo: una comunidad de anarcos que había en aquella época, la misma época en que integró una banda de rock y se dejó el pelo largo.

En el 76 emigró. Primero a Brasil, después a Venezuela y por último a Estados Unidos. En Nueva York empezó trabajando en una cantera donde cargaba piedras y terminó en un cargo gerencial de un canal de TV latina.

Asegura que no es rico, pero que tiene lo suficiente para regalarse una buena calidad de vida. Dice que tuvo “la sabiduría de saber parar”. Y despojado de la necesidad de trabajar para vivir, Odín se embarca en proyectos artísticos o comunitarios, o ambas cosas a la vez.

¿Por qué baldosas?

Desde que volvió a vivir a Montevideo, hace unos cuatro años, ha asistido a algunos talleres de arte, pero no por mucho tiempo. Sólo lo suficiente para inspirarse y explorar alguna línea propia, que luego encara con seriedad; aunque no le dedique las 17 horas diarias que llegó a trabajar en La Gran Manzana.

“Me gusta moverme como pez en el agua donde yo quiero”, dice. A veces pinta, a veces saca fotos, a veces escribe... El proyecto de las baldosas nació como complemento a uno de escritura. La idea era colocar las baldosas en distintos lugares y luego escribir un cuento de ficción inspirado en los ambientes donde las ponía y en las propias baldosas. Pero la realidad lo hizo cambiar el rumbo.

Él había hecho un inventario ordenado de las que iba colocando, con sus respectivas ubicaciones, pero se las empezaron a sacar en las refacciones de cañerías, por ejemplo. De modo que el proyecto se reconvirtió. Ahora quiere llegar al centenar de baldosas colocadas (hay unas 50 en este momento) y después encarar otro que él llama “invasión de peces a Ciudad Vieja” y que viene pensando hace mucho.

Pero tiene otras ideas en mente, como poner cerámicas en lugares que tengan una historia, contando en un texto pequeño qué fue lo que pasó allí, para que los niños se enteren. Quiere hablar con Primaria y afinar la idea de colocar una pequeña historia o señalización, con cosas específicas que los maestros requieran, del tipo “aquí pasó tal cosa”.

Mientras hace su tesis sobre el barrio Conciliación, aprende Photoshop, se ejercita en el yoga o da talleres en barrios marginales de Caracas, Odín piensa en otras cosas para la calle. Le molesta la "idea latinoamericana" de que lo público no es de nadie. “Hay que apropiarse de las cosas para mejorarlas”, dice.

Antes quería buscar la coherencia en su vida. Ahora se acepta de intereses múltiples y siente que tiene mucho para dar. Pero como no se anda con chiquitas, se le ha dado por atacar los caminos de la vida rutinaria.

De vez en cuando hace carteles para las paradas y pone “Cuidado con el”, luego dibuja un “ovni” y abajo escribe la palabra “bus”. Y desde hace un año está en este proyecto de salpicar las veredas con cuadrados de colores, acaso como pequeña sorpresa para los que andan de cabeza gacha.


Compartir noticia


      Enviarme una copia del correo

Han dejado comentario(s)

Dejar comentario

CESAR CORTES

jueves, 2 de mayo de 2013 a las 14:23

Hola a todos. Me interesa contactar a "odin" Viajaria desde México para poder entrevistarlo. Alguien sabe donde lo puedo contactar? Mi correo es cesar@onlyif.me
Saludos!!!

guti silva

sábado, 1 de diciembre de 2012 a las 13:33

con esto odin demuestra que cada que con muy poco se puede mantener nuestras veredas frente a nuestros domicilios y no quejarnos tanto de la intendencia ya que esos metros de vereda son propiedad del inmueble
¡¡¡¡¡¡¡buena idea odin ¡¡¡¡¡¡¡

Jor

sábado, 1 de diciembre de 2012 a las 13:31

me encanta caminar por mi barrio y descubrir las nuevas baldosas, las nuevas señales...
y me encanta llevar a mis amigos frente al registro civil y decirles: mirá! (el que no sabe de qué hablo, que vaya a la puerta del registro civil y mire :-))
Gracias Odín!

Héctor

sábado, 1 de setiembre de 2012 a las 13:15

Hace mucho tiempo que me preguntaba por la autoría de estas baldositas. También me pregunté por el por qué de las mismas. Ahora sé del autor y le digo gracias de corazón, porque a los tantos por qué de esas hermosas baldositas creo que hay que agregarle el que yo me había imaginado como respuesta: colores y manos que han trabajado nos hacen caminar y vivir más humanamente en la ciudad y en nuestro barrio; salpicar las veredas con baldositas de colores es salpicar de vida el barrio. Gracias Odín.

Martín Lorenzo

martes, 28 de agosto de 2012 a las 19:09

Un verdadero artista urbano

Gabriel

martes, 28 de agosto de 2012 a las 19:09

Lo felicito por su tiempo libre.
Lástima que a los que pagan por arreglar las calles (Intendencia), no cumplan con su deber.
Saludos

Laura

martes, 28 de agosto de 2012 a las 16:32

Justo el viernes vi una y me preguntaba que seria, muy buena iniciativa.
Que buena nota.

brenda

martes, 28 de agosto de 2012 a las 14:30

me parece muy bien, hace poco vi a un ciego que piso en una parte que no había baldoza y no se si se torcio o algo, y me dio pila de lastima, me parece muy bien que alguien se encargue de arreglar lo que la intendencia no arregla, y que ademas lo haga con arte.

Andrea

martes, 28 de agosto de 2012 a las 14:27

El artículo me hizo recordar una experiencia que se hace todos los años en Madrid en la que se junta la gente de diferentes barrios a mostrar los personajes públicos de cada calle y lo que hacen para devolver el espíritu de comuna pese a la reinante gentrificación que se vive en la metrópoli. El Paseo de Jane no sólo se hace en Madrid si no que la experiencia se puede llevar a cabo en cualquier ciudad del mundo, ya que se trata de la autorganización de las personas del barrio para mostrar lo cotidiano. Creo que Odín es un buen ejemplo de lo que Jane Jacobs quería reflejar en sus ensayos.

mariana

martes, 28 de agosto de 2012 a las 14:10

Qué genio!!! qué generosidad!!! eso es vivir inteligentemente.

acristinas2011

sábado, 28 de enero de 2012 a las 16:46

Gracias!!

Mabel

miércoles, 4 de enero de 2012 a las 08:01

BUEN TRABAJO ODIN Y HERMOSO ME GUSTAN TODAS Y SOBRE TODO ADMIRO TU CREATIVIDAD Y FUERZA PARA PONER BELLEZA DONDE HABIA FALTA. gRACIAS, UN ABRAZO

marina

sábado, 10 de diciembre de 2011 a las 12:52

hola! me encanto la idea! y eso q mi vereda esta la mitad rota!

Leonor

martes, 30 de agosto de 2011 a las 15:42

Ayer volví de mi primera vez en Montevideo. Ya conocía varias ciudades uruguayas, pero no Montevideo y una de mis hijas me invitó a pasearla con élla, que está enamorada de esa ciudad y ya ha ido incontables veces. De más está decir que también a mi me capturó el encanto de esa maravillosa Ciudad, cálida, amable y acogedora como su misma gente... pero volví con una sola duda, que ni un solo montevideano pudo quitarme, por más que (ante la sonrisa irónica de mi hija) pregunté y pregunté. Claro que, si bien les saqué varias fotos a las baldosas, no reparé que TODAS son de la Ciudad Vieja.
Gracias por el artículo que, con vuestro permiso estoy copiando en mi diario del paseo. Y gracias a quien quiera que sea el Sr. Odin. Sin importar su identidad, para mi será un duende poeta y pintor que le dio color y poesía a mis extensas caminatas por las hermosas calles montevideanas.

Carlos

martes, 9 de agosto de 2011 a las 16:42

Anduve por Montevideo y me llamaron la atención esas baldosas. Muy lindo detalle!

pablo k

sábado, 2 de julio de 2011 a las 14:15

Meastro gente como tu son los que hacen la belleza de nuestra ciudad,ojala hallan miles como tu,por cierto soy canadiense y tome la decision de mudarme ciudad vieja y vivir alli,hermoso lugar parimonio de la humanidad abrazo

Walterio

Ayer, 11:51

Es como si escribiera poemas con el paisaje urbano. Las ciudades precisan un poco más de este lirismo. Odín es un superhéroe artístico.

Marta

lunes, 31 de mayo de 2010 a las 16:06

Señor Odín si ud me puede explicar como se hace el material qué proporción cómo lo puedo hacer para la vereda de mi casa que no tengo dinero para pagar a un albañil o a veces no quieren hacer remiendos .Te dicen que no vale la pena arreglar esas 5 que hay que hacer toda...y yo no tengo recurso económico para hacer toda la vereda pues es muy ancha. Por lo cual si ud puede me explica y con lo que me sobró de algunas cerámicas yo quisiera hacerlo.Si puede decirme con portland y qué más ??
Muchas gracias .

Maria

viernes, 5 de marzo de 2010 a las 07:34

Hace un tiempo que las vengo descubriendo, me encantan!,

juan

Ayer, 08:22

hace mucho que las empece a descubrir una a una y me fueron seduciendo poco a poco hoy las fotografio y las cuelgo en mi facebook... me senti muy feliz cuando encontre esta nota pense que nunca sabria quien las hizo... que importa no? si lo que importa es que las hace para q todos soñemos cabeza abajo...


Página 1 de 2


Dejar comentario

180 Darwin

Avión desaparecido: vidente señala a Librero de Piriápolis como culpable

Avión desaparecido: vidente señala a Librero de Piriápolis como culpable

“Voy a empezar a pensar que esto es personal” dijo El Librero de Piriápolis, a quien la misma vidente había...

Todos los derechos reservados. © 2008-2014 por Portal 180 / Esta página fue servida en 0.96667 segundos (49897) / walle - Soporte: RootWay Internet Services & Consulting

Portal asociado a IAB