Uruguay: 200.000 álbumes, reventa informal y sin “figuritas difíciles”

"Uruguay tiene uno de los porcentajes más altos de venta per cápita de figuritas en el mundo", dijo a 180 el representante de Panini, Nicolás Lerner.

Actualizado: 29 de marzo de 2018 | Por: Juan José Marti

Uruguay: 200.000 álbumes, reventa informal y sin “figuritas difíciles”

180

Nicolás Lerner, gerente de ventas y marketing de Panini en Uruguay, contó a 180 que para este Mundial llegaron al país 200.000 álbumes, de los cuales 135.000 se regalan.

Cada sobre con cinco figuritas cuesta 25 pesos. La empresa prefirió no dar cifras de cuántos hay disponibles en Uruguay pero aseguró que en el Mundial de Brasil 2014 se comercializaron nueve millones.

El álbum de Rusia 2018 está compuesto por 670 figuritas.

Los que están y no van, los que van y no están

En los álbumes de los mundiales suelen aparecer jugadores que finalmente no son convocados o faltan futbolistas que luego son citados.

"Los álbumes de las Copas Mundiales llevan mucho trabajo y planificación. En diciembre de 2016 empezó el diseño y edición, y se imprimió en enero de 2018. Toda la parte del seguimiento de los equipos no solamente trabaja con las 32 selecciones que clasificaron sino con las 210 que participan de las Eliminatorias", explicó Lerner.

"En ese periodo de tiempo se puede hacer alguna actualización, pero puede pasar de todo, tiene que cerrar muy temprano el tema de la edición porque llegamos a todo el mundo, y a veces pasa eso de que hay varios jugadores que aparecen y no son convocados, y varios jugadores quedan afuera", reconoció.

El trabajo previo también implica comprar a la FIFA los derechos para hacer un producto oficial y así utilizar nombres, logotipos, estadios y toda la iconografía. Además con mucha anticipación la empresa se reúne con todas las federaciones y compra los derechos de imagen para que puedan aparecer los jugadores en el álbum.

Este año en la Selección Uruguaya están algunos futbolistas que seguramente no vayan al Mundial como Mathías Corujo, Egidio Arévalo Ríos, Álvaro González y Diego Rolan. Además faltan otros que seguramente vayan como Rodrigo Bentancur, Guillermo Varela, Nahitan Nández y Maxi Gómez.

Como solución a este problema Panini "espera hasta que las diferentes federaciones den las listas definitivas, hace una actualización y pone a disposición de los mercados los principales jugadores que quedaron afuera", afirmó Lerner.

No hay "figuritas difíciles"

"Lo de las figuritas difíciles un mito: Panini imprime la misma cantidad de figuritas de cada número", aseguró Lerner. Esto "está certificado a nivel mundial en todas las fábricas y acá está aprobado por el ministerio donde se hace un trámite en el que presenta el álbum y las figuritas", agregó.

Además, según la empresa, que desde hace mucho años se ofrezca el servicio de completado de álbum derriba el mito de que hay cromos más difíciles que otros.

"En 2010 un grupo de matemáticos de la Universidad de Ginebra lo puso a prueba. Compraron 12 cajas de 100 sobres -6.000 figuritas- y les dio que le tenían que salir 9,09 veces cada figurita. Se pusieron a abrir y se comprobó que lo que decía Panini era cierto", contó Lerner.

La explicación sobre la dificultad para conseguir figuritas como las de Luis Suárez, Edinson Cavani o Lionel Messi es que "cuando salen las usan para algo más: no solamente la pegan en el álbum sino que la pegan en la ventana del cuarto, una cartuchera, un cuaderno, entonces eso hace que haya una menor cantidad de figuritas disponibles para el intercambio".

Uruguayos fanáticos del álbum

En Uruguay la tradición de coleccionar el álbum del Mundial existe desde hace muchísimos años pero "el gran salto, que fue un resurgimiento del coleccionismo en el país, se dio en el Mundial de Sudáfrica", dijo Lerner.

"El hecho de que participara Uruguay generó un boom, y nos fue muy bien, y después en Brasil nos fue aún mejor, duplicamos las ventas", contó.

"El coleccionista uruguayo es muy particular, es muy pasional, muy fanático, y hay que tener en cuenta que el álbum ya se convirtió en un clásico del Mundial. El uruguayo es un súper coleccionista, de los mejores coleccionistas de álbumes de la Copa Mundial. Tenemos uno de los porcentajes más altos de venta per cápita de figuritas en el mundo. Además también un nivel muy alto de completado de álbum", agregó.

"El álbum conecta mucho. Hay una tradición que viene de generaciones, entonces el papá quiere que el chico coleccione, y lo usan como un momento para compartir algo que les apasiona. Pasa con padres, madres, abuelos, tíos, es una actividad que se comparte en familia", valoró Lerner.

Además últimamente aumentó el porcentaje de mujeres que coleccionan el álbum. Actualmente entre el 30% y 40% de quienes coleccionan son mujeres.

También "se va perdiendo vergüenza en determinados rangos etarios". "Antes venían a comprar y siempre era para el sobrino, pero ahora reconocen que es para ellos", dijo Lerner.

Reventa en la calle: informal pero no ilegal

La "reventa" de figuritas sueltas en ferias o en la calle también es un clásico en cada Mundial. Los vendedores compran cajas de muchos sobres al por mayor y venden los cromos sueltos con diferentes criterios de precios y de canje. En anteriores Mundiales algunas figuritas -como escudos brillantes, la Copa, la Mascota o jugadores uruguayos- llegaron a venderse por 100 pesos o más.

Según Panini estos vendedores "convierten un negocio normal en un negocio no ilegal sino informal". 

"De nuestro lado no podemos actuar, no nos corresponde", señaló Lerner.

Para quienes estén cerca de completar el álbum la empresa ofrece en sus locales de los shoppings comprar las últimas 30 figuritas a 14 pesos cada una.