“La noche que no se repite”, una película entretenida que busca ser maragata y verosímil

Un maestro rural jubilado se pone en la piel de un delincuente. Una historia de la vida en el Interior con malentendidos, juegos de poder y adolescentes “al pedo”. “La noche que no se repite” es una película filmada en San José de Mayo por los maragatos Aparicio García y Manuel Berriel, se basa en una novela que encontraron por casualidad, y contó con el apoyo de un pueblo encantado con el rodaje aun sin conocer la trama. Berriel dijo a 180: “no queríamos hacer nada raro sino contar una historia de una manera entretenida y punto”.

Actualizado: 14 de abril de 2018 | Por: Felipe Miguel

“La noche que no se repite”, una película entretenida que busca ser maragata y verosímil

Difusión La noche que no se repite (Todos los derechos reservados)

“¿Te conté de la primera vez que maté a alguien? Fue acá en San José”. Con esa línea se introduce a Olveira, el pintoresco gánster de furia contenida, y a la obra, “La noche que no se repite”. Esta película, que se estrena este mes en todo el país, es dirigida por Aparicio García y Manuel Berriel, jóvenes maragatos que rodaron toda la pieza en su ciudad y con un elenco casi enteramente local.

Con un guion propio basado en la novela homónima del también maragato Pedro Peña, cuenta las historias cruzadas de un dúo de delincuentes que enfrenta un importante robo, dos adolescentes con demasiado tiempo libre y poco dinero en los bolsillos, y un repartidor desgraciado que atraviesa su noche más desdichada.

Los autores llegaron por casualidad a la novela de Peña -a quien conocían desde niños-, luego de que la madre de Berriel le recomendó que leyera el libro. Ambos directores quedaron fascinados y rápidamente quisieron hacer un largometraje sobre la obra. “Llamamos a Pedro para ver si estaba de acuerdo y le encantó la idea. Fue súper humilde y tuvo una gran confianza en nosotros”, dijo Berriel.

La película es definida por los autores como perteneciente al género “canario xplotation”. Berriel, uno de los directores, dijo a 180 que es un término que se le ocurrió a su compañero y refiere a las películas de explotación, que “son un poco escandalosas y donde se explotan determinadas características de una comunidad”.

“Nos dimos cuenta de que tenía mucho que ver con nuestra película por el sexo, las drogas, la violencia y la acción. Remarca mucho las características de una comunidad que es San José pero podría ser cualquier otra ciudad del Interior. Eso siempre lo quisimos exacerbar y no disimularlo, que estuviera bien presente San José en la manera que hablan, en los lugares y las costumbres”, dijo Berriel.

Más allá de la rareza del término y la estética particular de sus afiches y spots promocionales, “La noche que no se repite” no representa una experiencia incómoda ni estrafalaria para el espectador, que estará ante una historia con suspenso, acción y muchos toques humorísticos. “No queríamos hacer nada raro sino contar una historia de una manera entretenida y punto. No teníamos grandes ambiciones, aunque poder lograr eso ya lleva mucho trabajo”, comentó el director.

A lo largo de toda la película, el lenguaje es uno de los elementos más llamativos. Las constantes muletillas que usan los jóvenes (que no paran de llamarse “tarao” entre sí), los acentos naturales del Interior y hasta un personaje que requiere de subtítulos, no pasan desapercibidos. Respecto de la cantidad de insultos presentes en los diálogos, Berriel dijo que recibieron algunas críticas sobre que el guion era muy “fuerte” pero no les importaron: “queríamos hacerlo cómo hablamos nosotros y la gente, no íbamos a andar sacándole insultos o caer en cosas que parecen ridículas; por más que hay ciertas cosas un poco grotescas, siempre tratamos de que sea lo más verosímil y real posible”.

El personaje de Tranquera, el que tiene sus líneas subtituladas, es interpretado por “Pocho” Sosa. “Nos puso ‘Me gusta’ en Facebook cuando estábamos en la etapa del casting y mirando su foto nos pareció que iba a calzar muy bien con el personaje. Nos comunicamos, le gustó, lo llamé pero no le entendí nada y me pareció muy gracioso. Tiene un don natural para la actuación, no cambia nada cuando prendés la cámara. Entonces dijimos, ‘le ponemos subtítulos’, se lo planteamos y se cagó de la risa. También, nos reíamos haciéndole pequeños cambios humorísticos a los subtítulos. Si bien no es una comedia, está lleno de pequeños chistes porque nos tratamos las cosas con humor”, relató Berriel.

Un antihéroe contenido

Olveira es el personaje central del filme, el cerebro detrás de la operación criminal, la mitad pensante y fría del dúo de ladrones. Va acompañado por su secuaz, Sandro (Diego Montes de Oca), que aporta los músculos y la vehemencia. El líder criminal es interpretado por Ernesto Pérez, un maestro rural jubilado que tenía experiencia actuando en San José y que ya había sido reclutado por García y Berriel para un corto llamado “Sr. Estable”.

“Está buenísimo porque es una persona absolutamente opuesta al personaje; Ernesto es lo más bueno del mundo, mientras que otros personajes son más ellos mismos. Tuvo una gran composición, practicó y buscó, laburó mucho cómo se movía Olveira, llegaba a los ensayos con ideas que había visto en personajes de la televisión. Se comprometió al 1000%”, comentó el director.

Berriel mencionó que quisieron mostrar a Olveira en contraste con su compañero, que es más impulsivo. “Buscamos que se viera en las sutilezas, en esa tensión latente que está contenida, a veces, con silencios, por el contrario al otro que ejerce una violencia explícita”, añadió.

¿Con el pueblo detrás?

El director dijo que el aporte de la población de San José fue invaluable, porque habían reunido un cuarto del dinero necesario para el rodaje pero la colaboración de particulares y comercios hizo posible que se completara.

El apoyo de dicha ciudad a una película con una temática como la de “La noche que no se repite” hace pensar que aporta a derribar el mito del conservadurismo presente en muchas poblaciones del Interior del país.  Sin embargo, Berriel reconoció que “mucha gente se re copó pero sigue sin conocer la historia”.

“Si bien muchos leyeron el libro de Pedro Peña, otros no, y no saben de qué se trata; sólo se coparon con la idea de que se estuviera filmando una película en San José. Está por verse cómo reacciona la gente. Invitamos al preestreno a todos los que colaboraron. Vamos a ver qué pasa, quizás es un poco escandaloso”, agregó.

El jueves 12 de abril se estrenó en la Sala Nelly Goitiño del Sodre, en Grupocine y en salas de otras once ciudades. Berriel contó que buscarán que la película vaya recorriendo el Interior y los barrios de Montevideo durante 2018, y que a fin de año será exhibida por TV Ciudad.

“La noche que no se repite” estará prohibida en cines para menores de 18 años. Para más información, se puede ingresar a su página de Facebook.