Niños y adultos sin diferencias ante “uso excesivo de internet”

El estudio Kids Online Uruguay sostiene que “los niños reconocen sus dificultades para regular el uso de internet, pero sobre todo señalan la dificultad que observan en sus padres para autorregular esa misma conducta, especialmente en ámbitos de interacción familiar”.

Actualizado: 18 de mayo de 2018 | Por: Redacción 180

Niños y adultos sin diferencias ante “uso excesivo de internet”

Unicef (Todos los derechos reservados)

Este estudio fue elaborado por la Agencia de Gobierno Electrónico y Sociedad de la Información y del Conocimiento (Agesic), en conjunto con Plan Ceibal, Unicef, la Universidad Católica y Unesco. Para realizarlo se hicieron cerca de 1.000 encuestas que representan a casi 440.000 jóvenes uruguayos de 9 a 17 años, habitantes de localidades de 5.000 o más personas.

Entre los resultados principales, el informe destaca que “los niños no son expertos en todo lo que refiere al mundo digital y en muchas habilidades, la distancia entre niños y adultos puede llegar a ser igual o menor que la existente entre los propios niños”.

Además, esta idea se amplía en un capítulo que se titula “Nativo digital se hace, no se nace” y ahí se ahonda en la idea de que el concepto de nativo digital postula una idea de usuarios expertos y multitarea, cuando “las inequidades digitales los afectan en forma tan problemática como a los adultos, y existen importantes diferencias en los niveles de acceso y usos de internet entre ellos”.

El estudio buscó saber más sobre cómo se conectan los niños y los riesgos a los que se exponen, pero también si los adultos les ayudan a navegar y qué efecto tiene el comportamiento de los adultos en los niños.

Sobre los mayores, “los niños son conscientes de sus problemas para regular el uso de internet, pero mencionan que los adultos, sobre todo los padres, tampoco logran controlar su uso cuando están en familia. Manifiestan su molestia por la falta de comunicación en esos ámbitos”, dijo Matías Dodel, Matías Dodel, responsable de la Secretaría de Investigación y Producción Académica de la Universidad Católica del Uruguay.

En el documento se relevan comentarios de distintos niños y uno dice: “A veces, cuando nos juntamos a comer o a hacer algo, muchos agarran el celular y están todo el tiempo en las redes sociales en vez de pasar un rato en familia, charlando o contando cosas entre todos”.

Referentes sin conocimiento

Los menores sienten que los adultos son quienes más influyen en cómo ellos se comportan en línea, pero al mismo tiempo creen que sus padres saben poco sobre lo que ellos hacen en línea.

Los números indican que casi dos de cada tres niños declaran que “siempre” o “casi siempre” reciben consejos del adulto responsable sobre cómo hacer un uso seguro. A su vez, el 42 % de los niños considera que sus docentes los incentivan a explorar y aprender cosas en internet “siempre” o “casi siempre”.

Sin embargo, “dos de cada diez chicos dijeron que se encontraron físicamente con personas que conocieron a través de internet, mientras dos de cada 100 padres saben que sus hijos lo hicieron”, sostuvo Dodel.

Otro aspecto destacado es que los padres perciben que no saben lo mismo que sus hijos. Más allá de eso, la jefa de Evaluación y Monitoreo del plan Ceibal, Cecilia Hughes, recomienda que los padres se involucren más: “Los padres tienen las cosas que los niños necesitan y se las pueden transmitir. Aunque no conozcan el ‘cómo’, deben enseñar el ‘qué’ porque su mediación en el uso de Internet es fundamental para que los niños hagan un uso saludable”.

Dodel también se refirió al tema y buscó explicarlo como una cuestión de cuidado más general, sin importar que se trate de consejos para el comportamiento en línea.

“Aunque no tengan las redes, los padres pueden dar consejos sobre cómo comportarse. Hay cuestiones que son más generales, de cómo manejarse en la vida ante personas que uno no conoce. Es similar a lo que puede pasar en la calle, un proceso de aprendizaje de niños que necesitan herramientas para manejarse en un mundo con riesgos, como los hay en el mundo físico”, indicó.