Ley de bolsas plásticas: la clave del éxito está en el precio que aún no se definió

Poder Ejecutivo promulgó proyecto de ley de “uso sustentable de bolsas plásticas” y ahora corre un plazo de 180 días para su reglamentación. El éxito de la norma dependerá del precio que se defina, coincidieron todos los involucrados en el tema.

Actualizado: 11 de setiembre de 2018 —  Por: Redacción 180

Ley de bolsas plásticas: la clave del éxito está en el precio que aún no se definió

Adhoc ©Nicolás Celaya

Desde este lunes comenzó a correr el plazo de 180 días para la reglamentación de la ley que prohibe entregar bolsas plásticas que no sean biodegradables en los puntos de venta para el traslado de la compra. Además será obligatorio cobrar cada bolsa entregada a un precio que aún no se ha definido.

El director de la Dinama, Alejandro Nario, dijo a No toquen nada que el decreto reglamentario iba a estar listo antes de fin de año, ya que venían trabajando en él desde hace unos meses.

Para el trabajo en la reglamentación se formó un equipo con la Dinama, el LATU, el Ministerio de Industria, la Asociación Uruguaya de Industrias Plásticas, la Asociación de Supermercados del Uruguay y Cambadu. Además participa de este grupo el CTPlas (Centro Tecnológico del Plástico), una alianza entre la Asociación Uruguaya de Industrias Plásticas (AUIP), el Latu y la Fundación Ricaldoni.

Este grupo se reunirá nuevamente el viernes 14 para definir aspectos de la reglamentación que no están resueltos.

Cobro y precio

Según el Artículo 6º el Poder Ejecutivo deberá establecer "la obligación de cobro, la fijación de un precio mínimo y el modo de facturación de las bolsas plásticas autorizadas". Es muy difícil establecer un precio máximo por la variedad de bolsas que existe en el mercado.

La Dinama confirmó que no hay ninguna decisión tomada respecto al precio. Todos los actores del tema coinciden en que el éxito de la ley dependerá del precio.

"El cobro no tiene un fin recaudador sino de cambio de patrón cultural. Así está estudiado, así pasó en los países que lo implementaron como Inglaterra, Irlanda y Francia. No tiene el fin de recaudar sino de desestimular una práctica. Nosotros en Diputados habíamos propuesto que hubiera un Imesi al consumidor final para que ese dinero se pueda destinar a las políticas de promoción del tema de las bolsas. Finalmente fue de las cosas que no quedó en la propuesta, así que hoy eso se lo queda el comercio que lo cobra", señaló Alejandro Nario.

Daniel Menéndez, presidente de la Asociación de Supermercados, señaló que el precio no puede ser muy bajo.

"Si el objetivo de esto es desestimular el uso de la bolsa, debería tener un precio que desestimule el uso", señaló.

"Si la bolsa es extremadamente barata, lo único que vamos a lograr a fin de año es que sigan vendiendo 1200 millones de bolsas. Hay que buscar una ecuación que más o menos deje a todos conformes y que trate de lograr el objetivo, porque el precio es la herramienta".
—Menéndez.

"Creo que el precio mínimo a fijarse no debería ser muy bajo, sino se va a seguir usando la bolsa", agregó Menendez.

Los delegados de la Asociación Uruguaya de Industrias Plásticas sostienen que el precio no puede ser muy elevado. Según la industria, cuentan con informes que las bolsas camisetas tienen un alto porcentaje de doble uso, como bolsa de basura. Si el precio es muy alto, la gente se volcaría a usar bolsas de residuos que no son biodegradables ni compostables y no están incluidas en la ley, lo que generaría mayor contaminación y no cumpliría el objetivo la ley.

Para la Dinama se tiene que llegar a un equilibrio.

"Tiene que ser algo que se sienta pero tampoco exorbitante, hay que buscar un equilibrio".
—Nario.

Los supermercados están preocupados porque exista un control al cumplimiento de la ley, sobre todo en los comercios chicos. La Dinama aseguró que habrá un control sobre los comercios para que no entreguen productos en bolsas plásticas sin cobrarlas.

Bolsas habilitadas y prohibidas

El artículo central de la ley es el 4 que establece: "Prohíbese la fabricación, importación, distribución, venta y entrega, a cualquier título, de las bolsas plásticas que no sean compostables o biodegradables".

Las bolsas biodegradables son aquellas que están fabricadas en base a polímeros (materia prima base) que se degradan por la acción de microorganismos tales como bacterias, hongos y algas.
 
Las bolsas compostables son las que están hechas en base a polímeros que además de ser biodegradables tienen una cualidad extra: se degradan a una velocidad igual a la de materiales que son compostables tales como hojas, papel y trozos de madera. Los plásticos compostables no deben dejar fragmentos que duren más de 12 semanas en el residuo, no pueden contener metales pesados o toxinas y deben permitir el crecimiento de plantas

Pablo Raimonda, del Instituto de Ensayo de Materiales de la Facultad de Ingeniería, explicó que en ambos casos estas características de las bolsas están probadas en condiciones de laboratorio y bajo condiciones controladas. Como estas bolsas se degraden en un vertedero de basura es incierto cómo lo harán ya que va a depender de las condiciones de temperatura y humedad, presencia de microorganismos y otros factores.
 
Nario que la ley no tenía como intención generar plantas de compostaje, pero que se exige el uso de las bolsas más biodegradables disponibles en el mercado
 
"Es mejor que las otras. Obviamente que la condición de compostabilidad probablemente que en el ambiente común no se den porque dependen de la temperatura, la radiación solar, la humedad, pero es mucho mejor que las otras" y "más biodegradable".

Las bolsas que van a quedar prohibidas para la entrega en supermercados y otros comercios son las de polietileno (que hoy se usan en almacenes y ferias) y las oxo-degradables (que hoy usan los supermercados).

Nario explicó que las oxo-degradables tienen la característica de tener un producto que rompe las cadenas del plástico produciendo fragmentos más chicos, se desgrana pero eso no quiere decir que esos pedazos se incorporen en los procesos biológicos naturales. Esto sí lo hacen las bolsas biodegradables.

"Hoy en día uno de los problemas que estamos viendo en los océanos es el microplástico y es algo que no queremos promover", dijo.

 

Producción: José Benítez.