Comisión del Senado aprueba proyecto contra el bullying

Las autoridades de la educación deberán crear un protocolo para prevenir el maltrato físico, psicológico y social en los centros educativos de todo el país. Así lo establece un proyecto de ley aprobado por unanimidad en la Comisión de Educación y Cultura del Senado.

Actualizado: 07 de Junio de 2013 | Por: Redacción 180

Comisión del Senado aprueba proyecto contra el bullying

Sin datos (Todos los derechos reservados)

El proyecto de cuatro artículos, elaborado por el diputado nacionalista Gonzalo Novales, apunta a controlar el bullying -maltrato físico, sicológico y social- en los centros de estudio de niveles Preescolares, de Primaria y de Secundaria.

El proyecto se presentó en 2008, no se aprobó en la legislatura pasada y quedó archivado. Durante este periodo se retomó. "Me motivó a presentarlo la permanente toma de conocimiento de muchísimas situaciones que se estaban dando en nuestro país y en el extranjero donde este tema es considerado hace, al menos, 20 años. En nuestro país se miraba de costado o se tomaron tímidas acciones que no iban al fondo del asunto y prácticamente eran desconocidas por el 90% de las personas que trabajan en la educación del país", dijo.

La redacción del proyecto se nutrió de muchos aportes. Recibieron a las máximas autoridades de la Educación, psicólogos y psiquiatras, autoridades de centros públicos y privados, de educación religiosa. "Costó trabajo poner este tema arriba de la mesa y abstraerlo de ese nombre de origen inglés, que se comprenda que convivía con nosotros", sostuvo.

Se exige al Poder Ejecutivo que determine los contenidos del protocolo para prevenir el bullying. "Este es un proyecto que no tiene tinte político, tiene una consideración social como padre y como abuelo. Si bien al principio hubo resistencia porque todo el mundo cuida su chacrita, después nos abrieron la puerta. También modificamos cosas para respetar la autonomía de la enseñanza"

Novales dijo que se eligió hacer un protocolo porque si se hacía una ley que previera las situaciones y los remedios el camino era dificilísimo. Por eso se apeló a que las autoridades, que están en conocimiento de las situaciones que se dan todos los días, en seis meses elaboren el procedimiento y la reglamentación de la ley.