Certificaciones falsas: “La firma del médico está devaluada”

El presidente del regional Montevideo del Colegio Médico, José Minarrieta, dijo que el problema de las certificaciones falsas es cultural y que los médicos son en parte responsables.

Actualizado: 25 de julio de 2017 | Por: Redacción 180

Certificaciones falsas: “La firma del médico está devaluada”

Foto: No Toquen Nada/José Benítez (Todos los derechos reservados)

El regional Montevideo del Colegio Médico lanzó una campaña para sensibilizar a los médicos sobre la firma de certificaciones laborales falsas para licencias por enfermedad. La iniciativa tiene de un video y un texto donde se destaca que el médico debe verificar lo que realmente constata el certificado.

“Hacemos hincapié en defender la veracidad de lo que hacemos. Pensamos que así como la firma de un abogado, contador u otro profesional le da veracidad a un documento, la firma del médico está devaluada y es importante que esa firma retome su valor”, dijo en No Toquen Nada (DelSol FM) el presidente del regional Montevideo, José Minarrieta.

A partir de 2010, quien certifica a la persona es el médico tratante, antes había un médico certificador, y según Minarrieta este cambio les dio “la llave” del sistema a los médicos.

“Yo tengo muchas anécdotas, a mí me pidieron un mes de licencia para salir en carnaval porque le venía bien el sueldo. Me preguntó si lo podía certificar. El argumento fundamental es ‘a usted no le cuesta nada’ y por eso está el valor que la firma debería tener”, agregó.

En Uruguay, las solicitudes de licencias por enfermedad pasaron de 60.000 en 2005 a más de 270.000 en 2015. Además, en un informe reciente publicado por CEPAL, que fue encargado por Presidencia, se señala que en el periodo 2005-2010 hubo casi 500.000 pedidos de licencia por lumbago.

La campaña del Colegio Médico dice que el médico debe “constatar” que lo certificado es real, aunque Minarrieta reconoció que en casos como el lumbago es difícil.

“Hay un montón de enfermedades que son incomprobables, por eso es importante que haya una relación entre el médico y el paciente. Es más fácil dilucidar esto cuando uno tiene un paciente que conoce, que lo atiende durante muchos años y puede conversar con otra confianza, que un paciente que viene a la emergencia y nunca vio, ahí va en la subjetividad de cada médico. Esto es un hábito que excede lo laboral, viene desde niños cuando para que el chiquilín no vaya a la gimnasia o falte a la escuela, el reflejo es conseguite un certificado médico”, sostuvo.

 

 

 

Noticias relacionadas