La fama merecida de Hawking, y su particular noción de dios

Maximiliano Isi, participante del proyecto LIGO, habló en No toquen nada sobre la influencia del físico Stephen Hawking en el mundo de la ciencia y en nuestra concepción del universo.

Actualizado: 24 de marzo de 2018 | Por: Redacción 180

La fama merecida de Hawking, y su particular noción de dios

AFP

Isi, uruguayo que trabaja en LIGO, proyecto que obtuvo el último premio Nobel de Física, dijo en No toquen nada que Hawking fue uno de los principales contribuyentes al estudio del espacio-tiempo y de la gravedad en todos sus aspectos.

Agregó que el célebre físico, fallecido el pasado 14 de marzo, “no solo tenía una gran capacidad intelectual, sino que tenía una gran originalidad de pensamiento, probablemente, debido en parte a su condición física que no le permitía trabajar directamente escribiendo ecuaciones como haría otro físico, sino que tenía que visualizar todo en su cabeza y pensar muy geométricamente”.

También, Isi habló del ateísmo de Hawking y de cómo utilizaba un concepto curioso de “dios”.  “Como Einstein y otros pensadores, el significado que le daban a la palabra dios quizás no es el más común, el significado cristiano. Solía estar de moda usar la palabra para referirse a la naturaleza como entidad fundamental. Einstein decía que ‘dios no juega a los dados’, quería decir que las leyes fundamentales de la naturaleza son deterministas, no son aleatorias. Como tantas otras palabras que los científicos usaban para referirse a cosas puntuales, a veces no son exactamente cómo se usan coloquialmente”, comentó.

Además, mencionó que a Hawking “le gustaba la controversia” y disfrutaba contar una anécdota sobre que el papa Juan Pablo II le había dicho que estaba bien que estudiara lo que venía después del Big Bang pero que no se ocupara del fenómeno en sí porque eso era terreno de Dios. “Le encantaba decir que, justo cuando dijo eso, Juan Pablo II no sabía que él acababa de publicar un artículo sobre el Big Bang mismo”, comentó.

Consultado sobre si Hawking era más un científico o un divulgador, Isi dijo que “era una de las pocas personas que era ambos”.

“De verdad se merecía la fama que tenía. Obviamente, parte de su gran fama viene dadas sus condiciones y las dificultades inmensas que tuvo que enfrentar, pero es cierto que las contribuciones científicas que hizo fueron espectaculares, únicas y extremadamente originales, y que no era que salía en la prensa sin ningún argumento, se lo merecía de verdad”, agregó Isi.