Fede Hartman

5 pasos para sacar las mejores fotos con tu celular

Cómo iluminar, hacer zoom, encuadrar y editar fotos para que queden perfectas para subir a Instagram

Actualizado: 26 de marzo de 2018 | Por: Fede Hartman

 

1· La luz es la clave y nunca uses flash

Cuando sacamos un foto, lo que hacemos es captar y “grabar” luz como quién graba un audio. Entonces, una de las cosas que tenemos que cuidar en una foto es la luz.

Seguramente, este sea un dato muy obvio pero lo que nunca hacemos es tomarnos un segundo antes de sacar la foto para ver si estamos bien de luz y hacer las correcciones necesarias antes de apretar el botón.

 

Mirá la luz que tenés antes de sacar la foto

¿Está bien iluminado? ¿Hay suficiente luz? ¿No habrá otro lugar más iluminado?

Antes de tomar la foto, fijate de dónde viene la luz. Que el objeto o persona a la que se quiera fotografiar mire a esa luz. El centro de interés tiene que estar bien iluminado por el sol, una lámpara o una ventana.

Tené en cuenta este dato: por ahora, no hay lente en un celular que pueda imitar el ojo humano. Entonces, si ves que algo está bien iluminado, pensá que el lente del teléfono (al no ser tan bueno como tu ojo), verá ese objeto un poco más obscuro.

Redondeando: no sobreestimar la luz porque el celular capturará menos de lo que ves.

De esta manera, si vas a sacar una foto con gente hacelos mover para que queden enfrentados a la ventana o queden mirando al sol.

 

Olvidate del flash

Si querés una buena foto, no usés flash. Es una luz muy potente y frontal que ilumina demasiado y deja a las personas con los ojos rojos (y sin drogarse), sombras raras y piel muy blanca.

Además, el flash ilumina hasta tres o cuatro metros. Si, por ejemplo, estás en un concierto y querés sacar una foto al artista en el escenario que está a más de cinco metros, el flash no servirá de nada porque no le llegará la luz.

¿Entonces? ¿Cómo sacás fotos de noche? Hacé lo que puedas. El celular es para comunicarse y, como chiche, se puede sacar fotos en condiciones ideales. Si querés buenas fotos con poca luz, contratá un fotógrafo ¯\_(ツ)_/¯

Sin embargo, no todo está perdido. Podés pedir un celular extra e iluminar la escena con la linterna mientras sacás la foto. Tratá de no iluminar muy frontalmente porque sería el mismo efecto que si lo sacaras con tu flash. Buscale la vuelta: iluminá de costado, desde arriba o apuntá la luz desde abajo hasta lograr una iluminación más o menos pareja.

 

La peor y la mejor hora

Si andás con ganas de sacar buenos retratos, la luz del sol al atardecer y al amanecer es la mejor luz de todas. Esa luz es como amarillenta y deja todo con un color muy lindo, muy cálido. Cualquier blanco teta queda como bronceado con la luz del atardecer o el amanecer.

La torre de la iglesia está iluminada por la luz del atardecer

Si querés dar un paso más: aún mejor la luz del amanecer. La gran mayoría de los cineastas graban las escenas de sus películas con las primeras horas de la mañana porque es la mejor luz.

¿La peor hora? Al mediodía cuando el sol está en su máxima luminocidad. Genera sombras muy oscuras y partes muy brillantes. Las fotos quedan como muy “quemadas”.

 

2· No hagas zoom con el celular: acercarte vos con los pies

Cuando enfocamos con la cámara del celular y queremos que el objeto o la persona a fotografiar parezca que esté más cerca, hacemos zoom con la pantalla. Esto hace que se agranden los pixeles de la imagen y genere pérdida de definición y calidad.

Entonces, lo mejor es que vos con tus pies, con tus brazos, te acerques al objetivo. Muchas veces por timidez o por querer que la foto abarque todo, no nos acercamos a lo que queremos fotografiar.

Dar dos pasos adelante para que el objeto o persona a fotografiar abarque más en el encuadre mejora notablemente cualquier foto.

Anímese: dé dos pasos adelante.

 

3· Siempre el celular en horizontal y no pongas el objetivo en el medio de la pantalla

Tenemos buena luz, nos acercamos y ahora vamos a encuadrar, es decir, que los objetos o personas a los que le voy a sacar queden armónicamente estéticos dentro del rectángulo de la foto.

 

Primero, no saques fotos con el celular en vertical.

Las fotos quedan mejor en horizontal porque nuestros dos ojos ven como en un rectángulo horizontal. Que lo que salga en la foto sea lo que vos hayas visto.

 

Segundo, imaginate dividir la pantalla en dos mitades: abajo y arriba

Si le vas a sacar foto a personas, que las cabezas siempre queden por encima de esa línea imaginaria. No pongas rostros en la mitad horizontal o en la mitad de abajo. Siempre por encima porque así da la sensación de que “se elevan”, la composición queda más armónicas.

Esto no es un capricho. La razón está en que el cerebro humano interpreta que las cosas tienen que ir hacia abajo, las tira hacia abajo, las achata. Entonces, al “subir” un poco un objeto, una persona, contrarrestamos esa ilusión óptica de tirar hacia abajo y se genera un equilibrio estético.

Ahora bien, si se va a sacar foto a un objeto, se puede ponerlo en la mitad de abajo. Única regla que no se puede romper: no pongas cosas que sean atravesadas por esa línea del medio. Si ponés el objetivo bien en la mitad horizontal, el ojo traza esa línea imaginaria en el inconsciente y parte a la mitad el objeto, lo “rompe”. Estas sensaciones hacen que la foto quede “fea”, rara.

 

Tercero, dividir la pantalla en dos mitades: izquierda y derecha

Poné el objetivo, el centro de atención, a la izquierda y a la derecha pero nunca, nada, jamás, al medio. El ojo humano traza inconscientemente las mitades con una línea.

Si ponemos un objeto o una persona por esa línea, da la sensación que está siendo atravesada, como si la partiera un rayo. Entonces, correlas a un costado: un cachito a la izquierda o un cachito a la derecha y siempre, un cachito hacia arriba. Al cerebro le gusta esto.

 

4· Aplicá la regla de los tercios. Nunca falla.

De la reglas de composición anterior, se desprende la regla de tercios.

Fijate en la pantalla cuando estés por sacar una foto y mentalmente dividila en tres tercios imaginarios, tanto horizontales como verticales. Como si fuera un ta-te-ti.

La imagen te quedará dividida en 9 partes iguales y los cuatro puntos de intersección de esas líneas son los que van a fijar los lugares adecuados para situar el centro —o centros— de interés de nuestra foto.

De esa forma estaremos rompiendo con la común costumbre de situar a nuestro sujeto o elemento protagonista justo en el centro del encuadre.

Cada uno de estos cuatro puntos de intersección se denominan "tercios". Cuando estemos haciendo una foto, si solo existe un único punto de interés, es preferible situarlo en uno de los tercios mencionados en lugar de hacerlo directamente en el centro de la foto.

Esto suele generar mayor atracción en el espectador que cuando el centro de interés está en el mismo centro de la fotografía.

Si tengo varios puntos de interés, es recomendable buscar dos de estos puntos, y siempre que sea posible opuestos, formando una diagonal en la foto.

¿Qué se gana con la regla de los tercios?

· Se crea una sensación de equilibrio.
· La imagen adquiere más interés y complejidad que si colocáramos simplemente al sujeto u objeto en el centro del encuadre.
· La foto tiene más fuerza y energía.
· La imagen gana sensación de profundidad y deja de ser plana.

Algunos ejemplos

 

5· Editar

Si vas a publicar una foto en alguna red social, antes editala.

Selecioná la mejor que hayas sacado y en cualquiera de las redes sociales (Facebook, Twitter o Instagram), tenés la posibilidad de editarla (reencuadrar, mejor color, iluminación, etc).

Foto pronta para editar en Instagram

 

Reencuadrar

Si no tuviste tiempo de hacer la regla tercios al sacar la foto, podés reencuadrarla para que el centro de interés quede en uno de los tercios. Si algo quedó sobre una de las mitades, correlo para evitar que pisen esas líneas imaginarias.

 

Iluminación y contraste

Las fotos salen más oscuras de cómo lo vemos. Dale un poquito de iluminación para compensarlo. Lo mismo con el contraste.

 

Foto editada

Elegir

Subí una foto al Instagram, no miles. Subí unas pocas a Facebook, las mejores. Compartí pocas por WhatsApp. Mandá siempre las mejores y no compartas tooooodooooo.

 

Tres últimos piques

Practicar

Además de estos piques, sacar, sacar y sacar fotos es la mejor manera de practicar. De esta forma se entrena el ojo, es decir, que con un solo vistazo ya podés aplicar estas reglas de manera inconsciente. Ensayo y error, experimentar y probar.

Cambiar el ángulo

Fijate si a lo que querés sacar una foto, lo podés sacar desde otro ángulo, un ángulo que no sea el que todos vean. Por ejemplo: agachate a ver cómo se ve, movete hacia un costado, levantá el brazo, correte, etc. Buscá un lugar distinto para sacar la foto, que la foto sea algo que solo vos viste y que no vio el resto.

Esa es la magia de una buena foto: capturar lo que no todo el mundo vio y si lo vio, capturar de una manera insual.

Línea de horizonte

Si vos estás parado y le vas a sacar una foto a alguien que esté sentado, agachate de tal manera que tus ojos están a la misma altura de la persona a fotografiar. Que compartan la misma línea de horizonte.

Mirar fotos

Y el mejor consejo es mirar buenas fotos. Seguí a fotógrafos en Instagram para entrenar el ojo. Recomiendo dos nacionales y dos internacionales.

 

Armando Sartorotti

 

 

Arroyo Solís, llega la tormenta. #storm #sunset #canelones #uruguay

Una publicación compartida por Armando Sartorotti (@sarto1956) el

 

 

Tali Kimelman

 

There is a voice that doesn’t use words. Listen. Hay una voz que no usa palabras. Escucha. - Rumi

Una publicación compartida por Tali Kimelman (@talikimelman) el

 

Keith Ladzinski

 

 

This evening at 6pm is the grand opening of my exhibit #AFragilePlanet hanging at @thehavenhk in Hong Kong, I’m so excited! If you’re in the city stop in, I’ll be hanging out for the next few evenings signing books. Huge thank you to my good friends @jacadaTravel and @thehavenhk for making this possible, this exhibit is aimed to spread awareness on how climate change is affecting our world. To win a signed copy of my book feel free to post your photos to Instagram with the hashtag #AFragilePlanet. The photos can be anything from a sweeping landscapes, conservation to wildlife imagery. Good luck to all who are entering and hope to see you there! @sea_legacy

Una publicación compartida por Keith Ladzinski (@ladzinski) el

 

 

Theron Humphrey

 

 

We don’t have to chase extraordinary moments

Una publicación compartida por Theron Humphrey (@thiswildidea) el

 

 

Y mirá cine para practicar la regla de los tercios

Todos los directores de fotografía aplican reglas de composición para expresar determinadas ideas o emociones en una película o serie.

A partir de ahora, fijate siempre cómo usan la regla de los tercios y nunca ponen nada al centro o a la mitad.



Las opiniones vertidas en las columnas son responsabilidad de los autores y no reflejan necesariamente posiciones del Portal 180.