Un nuevo adiós de La Trampa que pone punto final a un ciclo

Una de las bandas más populares del rock uruguayo, La Trampa, confirmó la “disolución oficial” en un comunicado que se publicó luego de que Alejandro Spuntone, su vocalista, escribió en redes sociales que abandonaba el grupo.

Actualizado: 04 de abril de 2018 | Por: Federico Reboledo

Un nuevo adiós de La Trampa que pone punto final a un ciclo

Del Sol (Todos los derechos reservados)

“Lamentamos el dolor y la tristeza que podamos causar a quienes tanto amor nos han demostrado durante años, pero el argumento humano que mantenía viva a la banda, perimió. Esa no era la idea cuando decidimos volver”. Así concluyó el comunicado que presentó La Trampa.

Esto llegó horas después de que Alejandro Spuntone anunció en su cuenta de Twitter que cerraba “una parte fundamental de su vida”.

El cantante fue parte de la banda desde sus comienzos. Spuntone se unió a un grupo de estudiantes de arquitectura en 1993. En el mismo estudio en el que él cantaba en Zener, una banda de amigos, se gestó La Trampa. Alejandro recordó en el programa Abran Cancha que lo cautivó “la búsqueda de música más ciudadana, con tango y milonga, una visión más montevideana del rock”.

La década del 90 vivió el nacimiento de importantes bandas del rock nacional y su auge llegó a principios de un nuevo siglo. La Trampa es parte de un “boom” de consumo nacional. Spuntone recordó en el programa de Del Sol que la crisis del 2002 y el lanzamiento de su tema Caída Libre permitió “la explosión” del grupo.

En 2010 el grupo anunció su primer receso. “No teníamos nada para decir, cada uno tenía ganas de hacer otra cosa. La Trampa venía con un desgaste de ciertas cosas de años y ya no era lo mismo para nosotros”, dijo Spuntone en Abran Cancha.

Sin embargo el 2017 vivió el regreso de la banda y varios shows en el Teatro de Verano generaron la ilusión de la permanencia. En la misma entrevista que dio días atrás mencionó que la vuelta la marcó el hecho de volver a tener “algo para decir”. Spuntone contó que estaban trabajando en nuevas canciones y tenían como objetivo sacar un disco.

El regreso de La Trampa fue su despedida. La vuelta culminó un año después en Paysandú. La comunicación de la disolución llegó horas después de su presentación en la Semana de la Cerveza.

Alejandro Spuntone agregó en su cuenta de Twitter que “el futuro traerá nuevos desafíos, pero La Trampa ya no va a ser uno de ellos”. Seguramente continúe su carrera junto a Guzmán Mendaro en el dúo musical que consolidó con quien reconoce como “un gran amigo” con el que “todo se dio” desde la primera vez que tocaron juntos.

Segundo adiós de La Trampa, despedida de Alejandro Spuntone de la banda en la que brilló como intérprete y un último toque fiel a su historia: bajo la luna de marzo.

Noticias relacionadas