“Diosito” se preparó en cárceles reales para la segunda temporada de El Marginal

Nicolás Furtado, el actor uruguayo que protagoniza la serie "El Marginal", visitó cárceles y conoció reclusos reales para preparar su personaje para la segunda temporada.

Actualizado: 19 de mayo de 2018 | Por: Redacción 180

“Diosito” se preparó en cárceles reales para la segunda temporada de El Marginal

DelSol

"Arranqué con Teatro en el Aula en el Liceo 61 del Cerro. Después me metí a hacer talleres de actuación con Marisa Barbosa. La chispa se prende cuando tenía que elegir la orientación del liceo y nada me venía bien. En ese momento me dí cuenta que quería ser actor, mis viejos me apoyaron, y arranqué con Marisa, y estuve dos años en talleres con ella. Después me metí en la Escuela del Actor de Ricardo Beiro, que estuve cuatro años y fue la formación más fuerte que tuve", contó Furtado en entrevista con La Mesa de los Galanes del DelSol FM.

"En Argentina empecé en Dulce Amor con un papel chiquito. Un personaje que aparecía un capítulo sí, un capítulo no, pero se quedó", recordó.

Luego llegó su gran papel de "Diosito" en El Marginal. "Mi personaje moría en el capítulo seis o siete. Y yo sabía eso, arranqué grabando y la muerte iba a llegar. Y caían los capítulos y yo veía que estaba, y no había miras de que me iban a matar, y un buen día el productor me dice que me iban a estirar más, probablemente hasta el final", contó.

 

 

#DIOSITO - 📸 @conylagreca

Una publicación compartida de Nico Furtado (@furtadonico) el

 

Furtado contó que al primer casting para el papel de Diosito fue caracterizado en el rol de un recluso y ocultado que es actor. "Yo caí con los dientes, vestido, me rapé la cabeza y me ensucié la ropa un poco, y ahí dije que no era actor. Dije que me había enterado del casting y que nunca había hecho uno. Ahí no me conocían, yo fui con esos dientes, pelado...", recordó.

"Fue arriesgado, fue una apuesta que hice, pero quería ser el distinto, porque había un montón de actores que iban a hacer ese casting", señaló.

Tras el éxito de la primera temporada sSe me acerca todo tipo de gente, grandes, chicos, hombres, mujeres, de todas las clases sociales, y eso es lo bueno". "A mí me gusta actuar para todo el mundo, a veces no le gusta a todo el mundo, pero si termina pasando estoy feliz", dijo.

En la segunda temporada, que es una precuela de la primera, Furtado aparecerá en algunas escenas con la camiseta del club Verdirrojo. "Lo hablé con la gente de vestuario. Quería meter la camiseta del carrito de hamburguesas de un amigo pero no pude", contó.

Para estos capítulos que lo tendrán de protagonista se puso en contacto con presos reales. "Yo conseguí el teléfono de uno para componer el personaje. Ellos están ahí adentro, pasan semanas y no los fue a visitar nadie. Un día los llama un pibe que quiere visitar para charlar un poco de su realidad ahí adentro. Por suerte me conocía y tuvo la mejor onda", contó.

En el ambiente carcelario "hay un lenguaje que constantemente está cambiando". "Yo tengo un glorsario con las palabras carcelarias. Cuando salía de grabar me quedaban un poco, y muchos términos que no son tan agradables", expresó.

Actualmente Furtado también es protagonista de la película "Perdida" junto a Luisana Lopilato. "Trata sobre un grupo de chicas jóvenes de 15 años que se van al sur de Argentina como paseo y una desaparece. Pasan los años y se reabre el caso. Es sobre la trata de personas que hoy por hoy es un tema muy sensible en la sociedad. Está bueno que la gente lo trate en las redes, en el diario, en la tele, que vaya al cine y se hable del tema. La idea es lograr que esto sea lo más visible y deje de pasar", dijo Furtado.

Noticias relacionadas