Trompadas y cartas cruzadas entre Kesman y presidente de ADET

El relator Alberto Kesman le escribió una carta al presidente del PIT-CNT, Fernando Pereira, para realizar algunas aclaraciones sobre la pelea que tuvo con el presidente de la Asociación de Empleados de Teledoce (ADET), Fernando Martínez, y por el que fue declarado “persona no grata”.

Actualizado: 11 de mayo de 2018 | Por: Redacción 180

Trompadas y cartas cruzadas entre Kesman y presidente de ADET

Alberto Kesman (Adhoc ©Javier Calvelo)

Kesman dijo que en 2016 fue a la Copa América Centenario en Estados Unidos como periodista del canal Teledoce junto a un equipo en el que también estaba su hijo Martín y mientras se acreditaban en un estadio vieron que la cancha salía mecánicamente hacia al exterior. “Esto no sucede todos los días, sino tres veces a la semana. Nuestra sorpresa fue grande cuando vimos con Martín que se estaba produciendo el hecho estando solo nosotros allí (...) pensamos que interesante mostrarlo a nuestros televidentes uruguayos y mandar el material a Montevideo con un copete mío y filmado por Martín a quien yo mismo le pedí que lo hiciera aprovechando que estaba realizando un trabajo especial para la web del canal, trabajo que todos conocían (de hecho viajó por Telemundo periodista y camarógrafo). Lo que hicimos como se dice habitualmente fue cubrir las espaldas del compañero y no perder una linda nota de color”, explicó en la carta.

Según el relator, al día siguiente hubo una solicitud anónima de asamblea para pedir que su hijo no trabaje más en el viaje y la moción se aprobó. “Perdió lo que correspondía por su tarea, su salario por el viaje y su salida al aire en magno acontecimiento (...) una medida tomada a 25.000 kilómetros de distancia sin derecho a defenderse y sin su presencia. Me sentí enteramente culpable porque como lo dije antes yo se lo pedí”, afirmó.

Kesman aclaró que cuando llegó a Montevideo planteó el tema y luego dejó de saludarse con Martínez. “Quienes ven informativos de Televisión verán imágenes tomadas por periodistas con sus teléfonos, imágenes de aficionados que están en un lugar donde nace una información, verán camarógrafos sin periodista colocando micrófonos en conferencias de prensa, y nunca por esto vi tamaño resentimiento”, expresó en la carta.

Ahora se hizo pública una pelea a trompadas que Kesman tuvo con Martínez en la puerta del canal 12 y eso motivó la declaración de persona no grata por parte del sindicato. “Es normal discutir y discrepar, los uruguayos tenemos un temperamento y una forma de ser y sentir muy especial, es por eso que en nuestra historia obtuvimos logros de todo tipo y se nos respeta en el mundo, por esta condición intransferible: la frontalidad. Dios quiera nunca cambiemos los códigos que van quedando, y con esto no justifico la violencia sino la forma de actuar. Si tengo que pedir disculpas, no me tiembla el pulso para hacerlo, sinceramente lamento lo ocurrido y entiendo que estuvimos mal en dar un mal ejemplo en la puerta del canal. Tenga la seguridad de que no amenace a nadie como dice ADET, solo pregunté a varias personas cara a cara quién había provocado la situación para aclararlo personalmente, ¿está mal?”, dijo el relator.

La respuesta de ADET

ADET escribió este jueves una carta en la que sostuvo que Kesman intenta justificar sus agresiones con “inexactitudes y mentiras groseras”.

“Tal vez intentando capitalizar la parte de la opinión pública que descree de los sindicatos, piensa una vez más que basta con el poder que le da su popularidad para eludir las consecuencias de su carácter violento. Cumplió con su promesa después de casi dos años de amenazar permanentemente con ‘cagar a trompadas’ y ‘romperle la cabeza’ a quien detectó que su hijo, en torneos en el exterior, alternaba la tarea de periodista con la de camarógrafo y la de editor quitándole el lugar a uno o a dos compañeros de trabajo”, afirmá ADET.

El sindicato expresó que querer explicar la agresión al dirigente sindical con el argumento “los hombres arreglan las cosas así” es peligroso y además de prehistórico. “En la misma línea de razonamiento se podría justificar que dos hinchadas arreglen sus diferencias a las trompadas, siempre que estén integradas sólo por hombres. Los hombres y las mujeres arreglan sus diferencias mediante el diálogo. Los hombres violentos y las mujeres violentas los arreglan a los golpes”, afirmó.

Por último, ADET dijo que Kesman violó los “códigos” que dice defender. “El primer código roto es la exigencia reiterada de que se le revelará quién detectó y denunció que su hijo estaba cumpliendo funciones como camarógrafo y editor. El segundo código roto es el ataque al dirigente sindical que no fue ‘mano a mano’ como quiere hacer creer, sino que fue un ‘garroneo’ donde además le pegó un puntapié en el piso como muestra la grabación que está en poder de Canal 12. Hemos solicitado esa filmación y hasta ahora no se nos fue entregada. El tercer código roto es no asumir los errores y mentir reiteradamente al justificarse”, sostuvo.