Nueva cárcel de máxima seguridad, la coincidencia entre Cabildo Abierto y el Partido Nacional

Una coincidencia particular que se dio en la actividad organizada por el Comisionado Parlamentario Penitenciario fue entre los representantes del Partido Nacional y Cabildo Abierto respecto a la propuesta de crear una cárcel de máxima seguridad en el próximo período.

Actualizado: 14 de setiembre de 2019 —  Por: Redacción 180

Nueva cárcel de máxima seguridad, la coincidencia entre Cabildo Abierto y el Partido Nacional

Adhoc©RICARDO ANTUNEZ (Todos los derechos reservados)

El Comisionado Parlamentario Penitenciario organizó una actividad en la que estaban invitados los presidenciables de todos los partidos. El candidato que asistió fue Pablo Mieres, del Partido Independiente. El Partido Colorado, el Partido Nacional y el Partido de la Gente enviaron asesores, mientras que el Frente Amplio no envió siquiera un vocero.

Una coincidencia que se registró en los planteos de los partidos fue sobre la creación de una cárcel de máxima seguridad en el próximo período, donde compartieron postura el Partido Nacional y Cabildo Abierto. Álvaro Garcé, que fue el representante del PN, dijo que entienden “imprescindible que el país tenga una cárcel de máxima seguridad acorde con los estándares internacionales”.

“El país no puede pasar otra vez la vergüenza de fugas de peligrosos criminales que de alguna manera trascienden las fronteras del país y dañan la imagen del mismo. Proponemos, en ese sentido, la construcción de una cárcel con aproximadamente 150 plazas. Si van a las recomendaciones del Comisionado Parlamentario en 2006 van a encontrar en la recomendación de construir una cárcel de seguridad, en la que en aquel momento estimábamos necesarias 100 plazas, y hoy deberían ser alrededor de 150”, comentó Garcé.

Por Cabildo Abierto el panelista fue el coronel retirado Rivera Elgue, que también planteó la idea de la cárcel de máxima seguridad pero con una diferencia no menor respecto a lo que había planteado Garcé, que es la participación de las Fuerzas Armadas.

“Debemos tener distintos niveles de cárceles acordes a los niveles de seguridad. En el último nivel de seguridad, una cárcel de máxima seguridad es -y así está en nuestro programa de gobierno- operada por funcionarios del Ministerio de Defensa Nacional. No podemos tener otra fuga de Morabito. Operar una cárcel por parte de las Fuerzas Armadas sería una colaboración de las mismas. Además, la guardia perimetral que se proporciona a algunos centros de rehabilitación sería rotatoria, lo que protegería a los operadores carcelarios y evitaría el grado de corrupción”, dijo Rivera Elgue.

Noticias relacionadas