Etiquetado de alimentos: un “limbo” que genera inequidad

El 19 de agosto se venció el plazo del aplazamiento del decreto de rotulado frontal de alimentos que había entrado en vigencia en marzo.

Actualizado: 24 de agosto de 2020 —  Por: Redacción 180

Etiquetado de alimentos: un “limbo” que genera inequidad

Etiquetado de alimentos en Chile. elmostrador.cl

El etiquetado frontal está en un momento confuso: habría entrado nuevamente en vigencia el decreto original ya que se venció el decreto del aplazamiento.

Según dijeron desde el Ministerio de Salud Pública no hay un decreto nuevo aún. Ahora estarían en falta los que no tienen el sticker. Pero, además, hay una inequidad en el mercado porque algunos cumplen la norma y otros hacen caso omiso porque no hay controles.

El decreto obliga a incluir una advertencia visible en los alimentos envasados que contengan exceso de sal, grasas y azúcar agregados.

Puede haber dos visiones de cuándo venció el decreto:

  • El 18/6 si se toman días corridos
  • El 19/8 si se toman días hábiles.

Tomando en cuenta la visión más extendida, la semana pasada venció.

Pero el plazo de 120 días, incluso de 120 días hábiles y el nuevo decreto no aparece, continúa de hecho el aplazamiento. Así que estaríamos con el decreto original vigente. Y sin conocer aún las modificaciones que va a tener.

La versión con modificaciones, que según nos dijeron desde el Ministerio de Industria estarían publicadas unos 15 días después de la conferencia que dieron Salinas y Paganini a mediados de junio, (o sea, a comienzos de julio), todavía no se dio a conocer.

Desde el Ministerio de Salud Pública dijeron que le están dando los “últimos detalles técnicos” al texto y que después irá al consejo de ministros para informar al presidente. Confirmaron además que ya no estará la palabra “exceso”, tal como adelantó Paganini en la conferencia.

La última versión que conocemos del decreto es la del original. Ese decreto original establece que los alimentos envasados (en ausencia del consumidor) que sobrepasen ciertos límites, establecidos por la OPS, de grasas, grasas saturadas, azúcar o sal agregados durante la elaboración, deberán llevar octógonos que adviertan de ese exceso (un octógono por ingrediente excesivo).

El decreto se firmó el 29 de agosto de 2018, pero daba un plazo de 18 meses a la industria para adaptar los empaques de los alimentos o para adaptar los alimentos para que no tengan esos excesos.

Ese plazo venció el 1 de marzo cuando asumió el nuevo gobierno, que 10 días después decidió aplazarlo por 120 días y crear una comisión interministerial para estudiar el tema.

Poco antes de que se venciera ese segundo plazo, el 18 de junio fue la conferencia conjunta de Salinas y Paganini. Salinas dijo que habría una nueva versión, que todavía no conocemos.

En la conferencia Salinas y Paganini dijeron que no se va a controlar hasta fin de año. Por lo tanto ahora estamos sin controles y con empresas que ya pusieron el etiquetado y otras que no.