Cómo funciona el colectivo “Con Mis Hijos No Te Metas” según su fundador

El movimiento Con Mis Hijos No Te Metas, surgido en Perú hace dos años, que en Uruguay funciona con ese nombre y con el nombre A Mis Hijos No Los Tocan. tiene como aliado al cardenal Daniel Sturla y al obispo de Minas Jaime Fuentes.

Actualizado: 10 de mayo de 2018 | Por: Redacción 180

Cómo funciona el colectivo “Con Mis Hijos No Te Metas” según su fundador

facebook.com/ConMisHijosNoTeMetasUruguay

Así lo declaró el fundador del movimiento Christian Rosas entrevistado en el avión en el que viajó a Uruguay hace un mes para capacitar a los líderes locales del movimiento.

La entrevista, que se puede escuchar completa en DelSol.uy, fue realizada por el investigador especializado en religión y política Nicolás Iglesias.

"Hemos conocido a varios diputados: Álvaro Dastugue, Gerardo Amarilla, líderes evangélicos y católicos como Jorge Márquez y el cardenal Sturla, y hay un obispo en Minas", expresó Rosas.

En la entrevista destacó los logros del movimiento en Perú, en América Latina y en el mundo, y señaló que en las Américas hay unos 700 legisladores vinculados al movimiento que tiene como objetivo explícito combatir lo que llaman “ideología de género”.

Rosas, fundador del movimiento en Perú, dijo que la primera aparición del movimiento en Uruguay con el nombre de Con Mis Hijos No Te Metas fue en la marcha del 8 de marzo, en un plantón en contra de la posición de los grupos feministas.

Iglesias comentó esta mañana la información que recolectó en el momento de la marcha y lo que Rosas le comentó al respecto.

"No daban declaraciones. Yo les pregunté quiénes eran, por qué estaban ahí. No hablaban, no lo tenían permitido. Buscaban la reacción de los 'grupos feministas intolerantes'. Los llama 'intolerantes' y me decía 'nosotros buscamos que reaccionen', cuando uno ve las marchas buscan la reacción de los grupos feministas y que haya confrontación, es parte de su metodología", señaló.

Una de las novedades en el discurso de Con Mis Hijos No Te Metas es el hecho de buscar el respaldo de sus argumentos en la ciencia, algo que Iglesias marcó como una novedad en este tipo de movimientos.

"Es un cambio grande en el movimiento religioso fundamentalista: empezar a usar argumentos científicos y buscar base biológica como respaldo a sus fundamentos. Antes esto el discurso religioso era contracientífico y contrabiológico, pero ahora por ejemplo habla del manual de psiquiatría, del tema de la transexualidad como una enfermedad que está en la OMS todavía. Y es verdad, la OMS hace 26 años cambió la homosexualidad como una enfermedad pero sigue persistiendo la transexualidad como una enfermedad. Pero en las ciencias cambian los paradigmas, posiblemente dentro de unos años la comunidad científica también cambie sus manuales de psiquiatría, o no, pero hay que saber que la ciencia cambia de paradigma", analizó Iglesias.