“La inteligencia artificial de hoy en día no tiene nada que ver con un comportamiento inteligente”

“Los programas no hacen nada que un persona por fuera del tema perciba como un comportamiento inteligente: formular objetivos, tener deseos propios y conciencia. Nada de eso existe”, dijo a No toquen nada el físico Andrei Vazhnov.

Actualizado: 09 de junio de 2018 | Por: Redacción 180

“La inteligencia artificial de hoy en día no tiene nada que ver con un comportamiento inteligente”

DelSol (Todos los derechos reservados)

El científico egresado de la Universidad del Estado de Novosibirsk y en la Universidad de Harvard, explicó que los diseños de inteligencia artificial no piensan, sino que aprenden. “Les dieron reglas claras, luego las hicieron jugar y aprendieron solas. Reconocen patrones sutiles pero siempre dentro de un mundo limitado, que no se acerca a la dinámica de la realidad”, indicó.

Por el momento, solo pueden funcionar con límites bien definidos, mientras que si no logra identificar un objetivo, no puede conseguirlo. “Ir de un lugar al otro o hablar con gente es algo que los humanos dominamos luego de muchos años de desarrollar conocimiento, pero es muy complejo aunque no lo percibamos así. Las máquinas están lejos de poder hacerlo”, agregó.

Por eso, sostuvo que “la inteligencia artificial de hoy en día no tiene nada que ver con un comportamiento inteligente. Los programas no hacen nada que un persona por fuera del tema perciba como un comportamiento inteligente: formular objetivos, tener deseos propios y conciencia. Nada de eso existe”.

Vazhnov explicó que en el ambiente de los programadores, la sensación de innovación disruptiva es constante y tiene que ver con un fenómeno llamado “the moving goalposts” (las metas móviles), que provoca una pérdida de la novedad cuando las computadoras incorporan una nueva capacidad.

“En la actualidad, el reconocimiento de imágenes es nuestra principal innovación. Cuando una máquina identifica si hay o no hay un gato en una foto, parece trivial, pero cuando encuentra maleza y aplica la fumigación necesaria para cada caso puntual, se reduce el uso de fitosanitarios y es un avance importante”, explicó.

Sin embargo, considera que con el tiempo dejará de impresionarnos. Detalló que durante toda la historia de la humanidad era muy complejo realizar tareas que luego dejaron de sorprender.

“Calcular números era muy difícil. Menos del 1% podría hallar un logaritmo hace 200 años. Si les mostramos una calculadora dirían que es una inteligencia artificial. En los 50 inventamos calculadoras, luego las reservas automáticas de asientos de avión y la colocación de piezas automotrices, algo que todo vieron como inteligencia artificial. En los 80 se consiguió codificar de manera formal el conocimiento humano y hoy en día nos parece básico. Lo mismo pasará en el futuro con lo que hoy nos sorprende”, concluyó.

Noticias relacionadas